Podemos amenaza al PSE alavés, que podría desaparecer del Congreso

31 agosto, 2015

Los resultados de las pasadas elecciones forales amenazan por primera vez al PSE, que siempre ha tenido representación en Álava

Las elecciones generales de otoño pueden traer en Álava un nuevo cambio, y por primera vez el PSE de Álava podría quedarse sin representación por culpa de Podemos. Ese sería el resultado si los electores mantuviesen en las generales de otoño el voto de las pasadas elecciones forales. 5.000 votos separaron entonces a Podemos del PSE, una distancia que en medio año parece difícil de acortar.

Durante los últimos cuatro años PP, PNV, PSE y EH Bildu han ocupado los cuatro escaños de Álava en la Cámara Baja. 2011 fue de hecho la primera vez que Álava enviaba cuatro fuerzas a la Carrera de San Jerónimo. Hasta entonces el reparto fue de 2 escaños para el partido ganador y otro para el segundo y el tercero.

Desde las elecciones de 1977 el ganador en Álava ha sido también el ganador en el conjunto del Estado, y quien finalmente ha accedido a Moncloa. Si en 1977 y 1979 UCD se llevaba la victoria en España y dos escaños en Álava, desde entonces PP y PSOE se han alternado en la victoria en nuestra provincia al mismo tiempo que se alternaban en La Moncloa. También PNV y PSE han obtenido siempre representación desde la circunscripción de Álava: el PNV siempre un escaño y el PSE 1 cuando no gobernaba y 2 cuando accedía al gobierno.

Pero Álava es una circunscripción pequeña, y con la aparición de nuevas siglas los partidos tradicionales podrían desaparecer. El primer aviso lo dio Amaiur en 2011, al colarse entre el tripartidismo tradicional. Ahora la tarta se ha quedado pequeña y no hay pastel para todos en Álava.

El PSE, que en 2008 ganó las elecciones en Álava, podría pasar a ser la quinta fuerza, si tenemos en cuenta los datos de las pasadas elecciones forales. En aquellos comicios Podemos quedó en cuarto lugar, superando en 5.402 votos al PSE. Una distancia que, pese a que nada tienen que ver unos comicios con otros, se antoja difícil de acortar.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad