Por qué no te pueden subir el alquiler más de un 2%

18 noviembre, 2022

La subida del alquiler está limitada al 2% en los contratos actuales

¿Te toca revisar la mensualidad del alquiler de tu vivienda? Tu casero no puede subir más de un 2% la cuantía de la renta. Esta norma, aprobada el pasado 29 de marzo, aún seguirá en vigor hasta el 31 de diciembre. Una medida tomada por el Gobierno Central para evitar que la inflación repercuta directamente en los alquileres.

En octubre la inflación se situó en el 7,3%, aunque llegó a superar en verano el 10%. La referencia en los alquileres siempre es los últimos 12 meses. Y el contrato de alquiler se revisa anualmente, no en periodos inferiores.

La mayoría de los contratos tienen una cláusula de revisión anual ligada al IPC. Esta cláusula, sin embargo, no es válida desde el 29 de marzo y hasta el 31 de diciembre. En este tiempo la subida máxima será del 2% anual. Así lo refleja el Real Decreto-ley 11/2022 de 25 de junio.

¿Por qué esta medida?

El Gobierno Central activó esta medida para hacer frente a la subida de los precios, en un paquete que incluía también otras actuaciones como el descuento de 20 céntimos en la gasolina. Insiste el Gobierno Central que el IPC sube por "elementos del contexto nacional e internacional que son ajenos al ámbito del arrendamiento de vivienda”. Y el ejecutivo quiere “evitar un desproporcionado incremento en la renta de estos contratos”.

Las críticas surgen también por parte de los caseros, que denuncian que ellos también sufren las consecuencias de las subidas de precios. El perfil de los caseros es muy variado: hay grandes empresas especuladoras, pero también personas con una sola vivienda alquilada y que tienen en los alquileres un complemento a su sueldo o pensión.

Arrendador y arrendatario pueden acordar una subida mayor del 2% si es pequeño propietario, pero si no hay acuerdo la subida será del 2%

Si el propietario tiene menos de 10 inmuebles, y siempre si hay un acuerdo entre arrendador y arrendatario, se podría subir por encima del 2% la mensualidad en la revisión anual. Eso sí, es el inquilino quien tiene aquí la sartén por el mango. Con los grandes propietarios la ley es clara: no cabe una subida mayor del 2%.

No renovación de contratos

Esta limitación al 2% de los precios del alquiler tiene una consecuencia directa. Muchos propietarios renuncian a prorrogar el contrato de alquiler, que habitualmente se firma por tres años, ampliable a otros dos años. Y es que, con un nuevo contrato, el propietario sí puede subir el precio del alquiler todo lo que él quiera.

En Euskadi no existe ninguna limitación al precio del alquiler en el mercado libre, pese a los distintos intentos que se han establecido para ello. De hecho, en Vitoria-Gasteiz los precios del alquiler siguen cerca de máximos, aunque el precio medio depende también de dónde miremos. A 18 de noviembre en Idealista hay 101 viviendas en alquiler, de las que solo 3 bajan de 700 euros (con 30, 43 y 50 metros cuadrados). Otros 12 pisos en Idealista bajan de 800 euros y 21 están por debajo de los 900 euros.

Euskadi cuenta asimismo ayudas para la juventud que vive de alquiler. Así, perciben ayudas de 275 euros para rentas máximas de 800 euros, siempre que los inquilinos tengan hasta 35 años.