Las reacciones del PP alavés a la guerra Génova-Ayuso

17 febrero, 2022

El PP alavés guarda silencio ante la guerra entre Génova y Ayuso

El PP está en guerra. De un lado Génova, del otro Isabel Díaz Ayuso. Y en toda guerra hay quienes se posicionan y quienes esperan a verlas venir. En el PP de Álava de momento están en lo segundo: esperar. Las redes sociales se han llenado este jueves de dirigentes populares nacionales que respaldan a Pablo Casado. También, aunque en menor medida, de tuits de apoyo a Ayuso.

Pero a las 19:00 nadie en el PP de Álava ha dado claramente su apoyo a Casado, como sí lo ha hecho el ex alcalde de Vitoria-Gasteiz Javier Maroto. Maroto ya no pertenece al PP de Álava, pero es un hombre fuerte en Génova. El vitoriano ha mostrado su apoyo a Pablo Casado. De hecho Maroto formó, junto a Casado y Teodoro García Egea, el trío que ganó las primarias ante Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal.

En Álava ningún dirigente ha apoyado aún a Casado ni a Ayuso. Iñaki Oyarzabal, que apoyó a Sáenz de Santamaría en las primarias, no ha escrito ningún tuit al respecto, pese a ser muy activo en redes sociales.

Tampoco han escrito nada Leticia Comerón (que apoyó a Casado en Primarias), Ana Morales, Ainhoa Domaica, Laura Garrido, Carmelo Barrio, Iñaki García Calvo, Ugaitz Crespo, Gustavo Antepara, Ana Salazar o Aitor González.

Tampoco se ha posicionado Alfonso Alonso, depurado por Pablo Casado hace dos años. Actualmente Alfonso Alonso está centrado en su actividad privada.

Escasas reacciones

Sí ha habido una persona que se ha posicionado claramente: Borja Monje, juntero del PP y ex diputado de Agricultura y ex alcalde de Baños de Ebro, ha retuiteado el siguiente tuit de la periodista Pilar García de la Granja: "A estas alturas del día he de decir que la dimisión del tal Carromero ES POCO. La voladura es de tal calibre y el daño a la militancia y a los votantes de tal envergadura que alguien tiene que explicar exactamente todo. Seguimos...."

También se ha posicionado el secretario general de Nuevas Generaciones Euskadi, Ivan Palomino. O eso podría parecer, ya que el tuit tampoco es completamente claro.