Precintado un kebab de Vitoria por problemas de humos

24 junio, 2024

El kebab de Pintor Tomás Alfaro fue precintado el pasado viernes por una cuestión relacionada de humos

Policía Local precintó el pasado viernes un restaurante del barrio de San Martín. Se trata del kebab Lal Ali, un establecimiento muy popular especialmente entre la juventud del barrio. El local fue precintado por requerimiento del Departamento de Medio Ambiente. Y la orden llegó por una cuestión relacionada con la evacuación de humos.

No se precintó, por tanto, por ninguna cuestión relacionada con el producto que servían. Y es que un precinto en un establecimiento a menudo lleva a pensar en problemas de salubridad, aunque este no es el caso, al menos para la clientela. En este caso el expediente está relacionado con la evacuación de la chimenea.

precinto policial kebab vitoria

El precinto llega tras los requerimientos del consistorio y permanecerá así hasta que el local adopte las medidas necesarias para solventar el problema de extracción de humos.

El precinto se colocó el pasado viernes, y desde entonces el local no ha podido abrir ni servir a su clientela. Este es uno de los locales de kebab más antiguos de la zona. Lleva cerca de 20 años abierto, con la oferta habitual de estos establecimientos. Así, sus principales productos son Kebab, Lahmakun, Durum, patatas fritas y bebidas.

precinto policial kebab vitoria

Los precintos de locales no son algo frecuente, aunque se suceden de cuando en cuando. Los últimos tuvieron lugar en la Discoteca Malibú y en el Bar Woody de Zapatería. Aunque un precinto es una figura legal, la presencia de estas cintas policiales genera a menudo preocupación entre la clientela, especialmente cuando no se aclara la causa exacta.

En el caso del kebab el problema tiene que ver con la evacuación de humos que genera el cocinado. Precisamente los problemas de evacuación de humos son una de las quejas más frecuentes de quienes viven en algún portal con local hostelero, junto con la insonorización o las molestias por ruido. La mayoría de locales tienen evacuaciones adaptadas a la normativa, pero en algunos casos los olores y los humos de la hostelería llegan hasta las viviendas, bien por los extractores por los patios interiores.