Fallece un preso en Zaballa por posible sobredosis

29 enero, 2019

Salhaketa reclama programas para atender a las personas drogodependientes y evitar situaciones de riesgo

Salhaketa ha denunciado este lunes un nuevo fallecimiento en la cárcel de Zaballa. La muerte se produjo el pasado 17 de enero, cuando el joven de 28 años apareció muerto en su celda. Salhaketa denuncia que este hecho no fue notificado por Instituciones Penitenciarias. La cárcel sí comunicó entonces el fallecimiento a la familia, asegurando que habría fallecido por sobredosis.

La asociación en defensa de los derechos de los presos denuncia la falta de información y la "nula iniciativa de actuación por parte de las autoridades judiciales competentes para esclarecer las circunstancias de estas muertes por causas no naturales". Salhaketa recuerda que el Estado "tiene la obligación de garantizar entre otros su derecho a la vida".

carcel de zaballaPara acabar con esta situación Salhaketa reclama más transparencia y más información: "Que las direcciones de las prisiones informen con imparcialidad a las familias y no se limiten a buscar que se incinere el cadáver para poder evitar autopsias posteriores que esclarezcan las circunstancias.

También reclaman "que se desarrollen las medidas de sustitución  y suspensión condicional de la condena en fase ejecutoria por el cumplimiento en programas de deshabituación de las drogodependencias dentro y sobre todo fuera de las prisiones que han demostrado su mayor eficacia en la prevención y lucha contra el delito y contra las consecuencias que el actual cumplimiento de condenas tiene en relación con la violación de los derechos humanos en especial a la vida en las cárceles.

"Las cárceles son espacios de riesgo para la aparición y/o agravamiento de las drogodependencias que, asociadas con determinadas enfermedades mentales (patologías duales) en condiciones de encierro prolongado y de desesperación, son el caldo de cultivo más propicio para el deterioro del estado de salud de las personas presas y en ocasiones con consecuencias mortales" insisten desde Salhaketa.

Salhaketa también pide la excarcelación de los reos en fase terminal y la reducción del número de presos hasta alcanzar la capacidad prevista inicialmente en cada instalación.