En clase y con abrigo en Ikasbidea

24 enero, 2023

El alumnado y profesorado de la ikastola Ikasbidea soportan bajas temperaturas en clase por los problemas en la calefacción

Nueve de la mañana. Clase en la ikastola Ikasbidea y el alumnado y profesorado no se desprenden del abrigo. Sobre todo en el edificio que alberga a los cursos de ESO. Con temperaturas mínimas heladoras en el exterior, dentro el termómetro no supera los 14º. Algunos padres hablan, incluso, de máximas de "9 y 11 grados en las semanas más frías del año".

La culpable es la calefacción y su mal funcionamiento. Un problema que este centro escolar de Durana, con más de 1.000 estudiantes entre los 2 y los 18 años, sufre desde hace meses. El Departamento de Educación es conocedor del tema. Sin embargo, ha pasado el tiempo y no se ha arreglado. Y la llegada del invierno complica la situación en las aulas.

Solución puntual

ikastola ikasbidea durana

La dirección del centro reconoce que hay un problema "grave para garantizar la temperatura adecuada" en la ikastola. En un comunicado remitido a las familias del centro, aseguran que, a día de hoy, la solución "no es fácil" y que, "cada mes", han recordado a Educación la situación que atraviesan.

La obra de la calefacción será en verano porque las calderas deben estar apagadas y el circuito de agua vacío

El pasado 12 de enero se reunieron con representantes del Departamento de Educación para abordar, una vez más, esta problemática. "Expresaron su compromiso para dar una solución lo antes posible al asunto", añaden.

Así, este mismo martes, un técnico de la Delegación de Educación en Álava ha acudido al centro para revisar la calefacción y barajar alternativas puntuales, como el uso de acumuladores. "Estamos trabajando conjuntamente y parece que el problema está en vías de solución", han asegurado desde la dirección de Ikasbidea a Gasteiz Hoy.

Sin embargo, la medida adoptada ahora solo será temporal. Porque, de cara a atajar el problema de raíz, Educación quiere aguardar al verano. La reforma de la calefacción necesita contar con las calderas apagadas y el circuito del agua vaciado. Por eso se ha aplazado la licitación de la obra.

Problema de hace meses

ikastola Ikasbidea Durana

Foto: ikastola Ikasbidea

Una postura que ha indignado a la AMPA de Ikasbidea. "El tema de la calefacción no es nuevo y hace meses que venimos reclamando al Gobierno Vasco una solución", explican. "El curso pasado nos aseguraron que las reparaciones necesarias están aprobadas pero, como en muchas otras ocasiones, las soluciones llegan tarde", recalcan.

Algunas familias no han llevado este martes a sus hijos a clase

"No nos gusta sacar las cosas de quicio, y sabemos que a veces ocurren imprevistos", razonan. Pero no es el caso. "Es que no es un tema nuevo. Hay indignación porque las familias no entendemos cómo se puede tardar tanto en buscar una solución a un problema que se lleva tanto tiempo arrastrando", insisten.

El hartazgo es patente. "Ya en mayo del año pasado estábamos con reuniones sobre esto. Delegación de Educación aseguró que su compromiso para arreglarlo era firme. Estamos en enero y aún seguimos igual", denuncian.

Al problema de la calefacción se ha sumado un corte de agua toda la mañana del martes

Son conscientes de que la solución definitiva "será en verano, por las condiciones óptimas para la reparación, pero, entre tanto, ¿qué ocurre? Hasta ahora no han dado una alternativa para salir del paso", plantean. "Solo pedimos unas condiciones dignas para nuestros hijos e hijas y el personal educativo, es incomprensible que la comunidad educativa esté así", reclaman.

Paros

Por ello, este viernes 27 de enero, a las 12 del mediodía, los alumnos de Bachiller y ESO realizarán un paro las dos últimas horas de clase. "Y se dirigirán hacia la sede del Gobierno Vasco a protestar", advierten algunas familias. Es su modo de hacer presión y mostrar su malestar.

Y es que este martes la situación ha sido complicada en Ikasbidea. A la situación de la calefacción, se ha sumado un corte de agua en toda la ikastola entre las 8 y las 13 horas. La medida, anunciada por Amvisa, ha afectado también a la población de Durana. Y ha impedido el uso de los aseos durante toda la mañana y en el servicio de comedor.

"A partir de las 15 horas el ritmo y la presencia de alumnos bajan. Igual podían haber valorado otro horario", matizan desde la AMPA. La falta de agua, sumados al funcionamiento de la calefacción, ha hecho que algunas familias hayan preferido no llevar a sus hijos a clase.