El AMPA de Errekabarri pide que se aceleren las obras para comenzar el curso en Salburua

24 enero, 2019

La delegada de Educación insiste en que el centro debe estar "en las condiciones óptimas" antes de trasladar a los alumnos

Los padres y madres del colegio Errekabarri se han reunido esta mañana frente a la delegación de Educación de Álava para protestar por el estado de este centro. Hace una semana se confirmaba que el centro de Salburua no iba a estar listo para el inicio del curso 2019-2020, y que lo estaría para después de las vacaciones de Navidad.

protesta errekabarri salburua

Algunos padres y madres de alumnos inscritos en Errekabarri se han manifestado hoy en la calle San Prudencio.

Por este motivo han organizado una concentración en la calle San Prudencio, además de solicitar una reunión con la delegada de Educación. Esta ha recordado en una rueda de prensa anterior que el contrato de obras para terminar el colegio en Salburua finaliza el 9 de septiembre de 2019.

"Si la empresa entrega el contrato ese día el centro necesitará todavía un periodo de tiempo para adecuarse. Hay que poner los equipos, la comida, la maquinaria... todas las instalaciones tienen que estar a punto. Los niños no irán a ese centro hasta que esté en las condiciones óptimas", ha sentenciado.

Desde el AMPA de Errekabarri no opinan igual: "Es el discurso que hemos escuchado desde hace 6 años. Sabemos que la fecha de entrega oficial es el 9 de septiembre pero creemos que la educación de más de 500 niños debe ir por encima de las necesidades de la empresa y de Educación".

Por ello piden que se aceleren las obras para que el centro pueda comenzar el curso 2019 en su localización original. "Sería de sentido común adelantar las obras y acabarlas en julio para poder empezar el colegio el 9 de septiembre. No podemos empezar el curso que viene en Zaramaga, así que seguiremos movilizándonos hasta conseguirlo", añade el portavoz del AMPA, Igor López de Ondategui.

  • Los costes de estudiar en Zaramaga

Los alumnos inscritos en Errekabarri llevan más de cinco años trasladándose a diario al centro Cándido Ruiz de Garibay. Posteriormente también fue necesaria una ampliación al centro Paulo Freire para acoger a los casi 500 alumnos con plaza. Aun así, ambos colegios están totalmente saturados y posiblemente no puedan acoger a todos los alumnos de cara al curso que viene, si no empieza en Salburua.

Además, trasladar a los estudiantes a Zaramaga supone un coste para el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz que han denunciado las familias de Errekabarri. De acuerdo con la plataforma @salburuacolegio, el transporte que desplaza desde Salburua hasta Zaramaga a los estudiantes ha costado 890.000 euros de dinero público.

También han denunciado otros gastos generados por los años de demora que lleva el proyecto de Errekabarri. Por ejemplo, ampliar el comedor de Cándido Ruiz de Garibay costó 50.000 euros en 2015. También el polideportivo prefabricado para tres cursos, que tuvo un coste de 250.000 euros.