Cómo sacar el máximo partido a la prueba de conducción

12 septiembre, 2018

Así puedes probar el coche de segunda mano que te interesa durante incluso 5 días sin compromiso

En el proceso de compra de un coche usado, la prueba de conducción es una etapa esencial para comprobar si el modelo que vamos a comprar es lo que necesitamos y nos vamos a sentir cómodos con él. A continuación te damos una alternativa a la prueba de conducción que te permitirá sacarle el máximo partido.

En Hertz Rent2Buy la prueba de conducción puede ser de hasta cinco días. En realidad es como un alquiler de coche normal, pero con la diferencia de que si finalmente decides comprar el coche, ya no tienes que devolverlo y tampoco tendrás que pagar el precio del alquiler. No tienes ningún compromiso para comprarlo. Si no lo compras, pagas los días de alquiler que has disfrutado y puedes seguir con tu búsqueda.

Hacer esto, te permite probar el mismo coche que vas a comprar, en vez del mismo modelo pero otro vehículo, como ocurre muchas veces con las pruebas de coches nuevos. Gracias a eso, puedes hacer las comprobaciones mecánicas que quieras. Puedes llevarlo al taller, llamar a tu cuñado ese que sabe tanto o echar un vistazo tú mismo.

Además, puedes hacer lo que normalmente harás con tu vehículo una vez que lo compres. Desde llevarlo al trabajo, al supermercado y a las actividades de los niños, hasta salir de fin de semana aprovechando el vehículo. De esta forma, no solo comprobarás su funcionamiento, sino que verás cómo se adapta el coche a tu estilo de vida. Mediante una experiencia real responderás a preguntas como:

  1. ¿Es fácil y cómodo de conducir?
  2. ¿Se puede aparcar en mi zona de trabajo?
  3. ¿El maletero y los asientos traseros se adaptan a lo que necesita mi familia?

prueba-conduccion-vehiculos-segunda-mano

Comprar un coche de segunda mano es una decisión importante y elegir un vehículo que se ajuste a tus necesidades es fundamental para tu calidad de vida.

El hecho de que disfrutes el coche no quiere decir que la prueba de conducción vaya a ser menos seria. También podrás comprobar los aspectos básicos del estado del coche, como por ejemplo:

  1. Los ruidos del motor, caja de cambios y tubo de escape mientras lo conduces.
  2. El funcionamiento de todas las luces y pilotos del panel de control.
  3. El estado de los frenos y la suspensión.
  4. La ausencia de junturas sospechosas en la carrocería.

Esta prueba de conducción, al ser mucho más larga de lo normal, te ofrece tiempo para todo. Cómo aproveches el tiempo con tu... ¿futuro coche? es tu decisión.