El público volverá a Mendizorrotza y el Buesa Arena, pero el Gobierno Vasco regulará el aforo

24 junio, 2021

Mendizorrotza no ha acogido público en toda esta temporada; el Buesa Arena tan solo 600 aficionados en dos partidos

Actualizado a las 13:45

Vuelve el público a Mendi y al Buesa. A partir del comienzo de la próxima temporada volverá el público a los estadios y pabellones de La Liga y la ACB. Lo ha anunciado la Ministra de Salud tras el Consejo de Ministros de esta mañana.

Pero será con limitaciones. Y es que Carolina Darias ha aclarado posteriormente al anuncio en rueda de prensa que a partir de ahora las Comunidades Autónomas podrán regular el aforo: "Serán las autoridades competentes, las autonómicas, las que dictaminen los aforos", ha asegurado Darias. Eso sí, de momento este acceso será, seguro, con mascarilla, ya que en ningún caso se podrá mantener la distancia interpersonal.

El Gobierno Vasco ha sido particularmente restrictivo con la presencia de público en el deporte

Esta es, por tanto, la misma situación en la que ha estado el deporte no profesional durante meses. Fueron muchos meses en los que el Gobierno Vasco no permitió el público, pese a que otras muchas Comunidades Autónomas sí que lo permitieron. Aún así, Euskadi ya permite el público en el deporte.

Este Consejo de Ministros ha suprimido el articulo 15.2 de la ley de "Nueva Normalidad" que limitaba el acceso del público a los estadios y pabellones del deporte profesional.

"Vuelve la normalidad en cuanto a la afluencia de público a nuestros estados para el comienzo de liga", ha asegurado la Ministra de Salud, Carolina Darias.

Público en el deporte

Desde el pasado sábado, Euskadi permite el público en el deporte. Una decisión que se hizo esperar, pero que ahora se aplicará también a las canchas de los equipos profesionales (Baskonia y Alavés, en Vitoria-Gasteiz).

La normativa también amplía de forma importante el aforo para cualquier evento social, cultural o deportivo. Habrá un límite del 60% de aforo.

  • El máximo para espacios de hasta 1.600 espectadores se fija en 600 personas en interior y 800 en exterior.
  • En recintos con capacidad entre 1.600 y 5.000 personas, el máximo se amplía a 800 en interior y 1.200 personas en exterior.
  • En instalaciones con capacidad superior a 5.000 personas, el aforo máximo será del 30%.

Últimos partidos con público

El Alavés no ha disputado ningún partido de La Liga con público desde la llegada de la pandemia. El último partido con el aliento de las gradas de Mendi se disputó el pasado 6 de marzo de 2020 contra el Valencia. Desde entonces, no ha habido público en ningún partido de fútbol profesional.

Sí que jugó con público, como visitante, en algunos partidos de Copa esta temporada. Tanto el CD Rincón, como el Deportivo de la Coruña metieron público en sus estadios, amparados por las legislaciones de Andalucía y Galicia respectivamente, y al no tratarse de deporte profesional.

El Baskonia sí que ha disputado más partidos con público esta temporada en el Buesa. Lo hizo en Euroliga, con hasta 600 espectadores, hasta que el Ministerio de Sanidad lo impidió justo antes de un partido frente al Barça. El último fue el pasado 14 de octubre frente al Khimki.

Fuera de casa, los equipos rusos han metido durante toda la temporada espectadores en sus pabellones. Así, el Baskonia jugó, por ejemplo, en San Petersburgo, con público en las gradas.

En ACB no se disputan partidos con público desde la llegada de la pandemia. Sin embargo, la Euskal Kopa, Mendizorrotza también acogió público para vivir el derbi entre Baskonia y Bilbao Basket. En aquella ocasión, la capacidad de Mendizorrotza se limitó a 434 espectadores, separados por dos asientos de distancia.

El Gobierno Vasco también permitió entrar a Mendi a la afición del Araski, que pudo ser arropado por 600 personas en los primeros partidos de su liga. Sin embargo, a partir del mes de noviembre Mendizorrotza también estuvo cerrado para sus aficionados, pese a que la mayoría de canchas a las que han viajado las verdes han tenido público.

público araski

Imagen del último partido con público del Araski.