Advertisement
Advertisement

Un acusado reconoce que fabricó con un punzón un grafito de Iruña Veleia

3 febrero, 2020

El acusado reconoce que falsificó uno de los grafitos que fueron considerados de trascendencia mundial

El geólogo Oscar Escribano, acusado por crear piezas falsas en Iruña Veleia, ha reconocido este lunes que falsificó uno de estos hallazgos. Asegura, en una nota de prensa enviada por su defensa, que "no fue más que una broma" hecha con un punzón.

Escribano está acusado (junto a Eliseo Gil y Rubén Cerdán) de hacer pasar como "hallazgos extraordinarios" unas inscripciones falsas sobre piezas de los siglos III-V. Hoy en el juicio ha reconocido que fabricó uno de los grafitos con sus propias manos, escribiendo con un punzón Veleia. Por ello ha llegado un acuerdo con fiscalía y con la acusación al inicio del juicio que hoy ha comenzado en Vitoria-Gasteiz.

Escribano es un geólogo que trabajaba en las excavaciones de Iruña junto a Eliseo Gil hata 2008. Es uno de los tres acusados que se sientan desde este lunes en el banquillo. “Estoy contento de haber llegado a un acuerdo manteniendo lo que dije desde un principio y ponerle punto y final a este dilatado y duro proceso para poder seguir adelante con mi vida”, ha concluído el geólogo.

La Fiscalía de Álava solicitaba para Escribano una pena de tres años de prisión y una multa de 24 meses por un delito sobre el patrimonio histórico y una pena de dos años y seis meses por estafa. Por su parte, la Diputación pedía para el geólogo tres años y nueve meses por un delito continuado de daños al patrimonio histórico.

De este modo, Escribano ha acordado una pena de prisión de un año por un delito contra el patrimonio histórico y una multa de doce meses con una cuota diaria de seis euros. Deberá, a su vez, abonar al Gobierno Vasco 300 euros por la pieza dañada y a la Diputación Foral de Álava otros 300 por los gastos de inversión en el yacimiento.

  • El juicio y la acusación

El juicio sigue con las peticiones de cárcel para los otros dos acusados, entre ellos Eliseo Gil. Están acusados de daños contra el patrimonio y estafa.

En 2008 los arquéologos de Iruña-Veleia anunciaron el descubrimiento unos grafitos que cambiaban la historia tal como la conocemos. Eran unas inscripciones sobre unas piezas del siglo III-V, en las que se podían ver figuras de la vida diaria, una cruz de cristo, personajes mitológicos, jeroglíficos y textos en latín, griego y euskera. Eran unos hallazgos de trascendencia mundial: no había ningún registro cristiano ni en Euskera de esa época. Era todo tan extraordinario... que según la Diputación y numerosos expertos tenía que ser falso.

No se cuestionan todos los hallazgos, solo algunos de ellos que parecen hechos en la época actual según numerosos expertos

iruña veleia

Estado actual del yacimiento de Iruña Veleia

11 años han pasado desde que la Diputación acusó de falsificación al director de las investigaciones de Iruña Veleia. Acusaciones realizadas y sustentadas por una comisión de expertos. Estas acusaciones entran a juicio este mismo lunes, y se cree que fue la propia empresa gestora la que orquestó dicha falsificación.

Eliseo Gil estaba al frente de la investigación cuando se anunció este descubrimiento único. Gil lleva 11 años como sospechoso de haber falsificado unas piezas que habrían cambiado la visión de la historia. En su día se presentaron como restos de los siglos III, IV y V. En estas piezas de barro había simbología cristiana y palabras en Euskera, algo hasta entonces nunca visto en época tan antigua.

Esta situación llevó a los investigadores a hablar de un yacimiento de trascendencia mundial, lo que le permitiría obtener importantes subvenciones para seguir con el desarrollo. Pero la gran importancia de estos hallazgos tenía que ser verificada. Y se formó una comisión con 26 expertos para estudiar las piezas.

iruña veleia juicio
Las investigaciones de estos expertos dedujeron que varios de estos restos habían sido manipulados por los propios arqueólogos. Esta es la versión de la Diputación, de la Fiscalía y de numerosos expertos. Las piezas sí eran originales, pero no lo escrito en ellas.

Son varias las personas que siguen apoyando a Eliseo Gil, aunque muchas de ellas no tienen relación con el mundo de la arqueología. Insisten en que no se han realizado informes imparciales, pese a que la mayoría del mundo académico (con algunas excepciones) considera que las inscripciones son falsas. Sin embargo la postura de Escribano al inicio del juicio hace tambalear todas las versiones.

  • Vídeo de la asociación que defiende la veracidad de los grafitos:


Eliseo Gil y su equipo (a través de la empresa Lumen) han insistido en numerosas ocasiones en el "linchamiento" que se está produciendo por esta actuación. Tanto Eliseo como dos de sus colaboradores se sentaban en el banquillo. Están acusados de delitos de estafa en concurso (por optar a un dinero gracias a una manipulación del yacimiento) y delito continuado de daños al patrimonio histórico. La confesión de Escribano hace más complicado ahora que Eliseo Gil pueda esquivar la cárcel.

Las contradicciones entre lo descubierto y lo conocido hasta ahora se basaban especialmente en la forma en que aparecían escritas varias palabras en los grafitos: de una forma inviable en aquella época. Por ejemplo aparecía Jupiter en lugar del más lógico Iupiter. También el lema Si vis pacem, para iustitiam, un lema del siglo XX. A ello se suman unos grafitos aparentemente egipcios y el uso del artículo en algunas palabras en Euskera.

Además se descubrió una imagen de cristo crucificado realizada previsiblemente en el siglo III, cuando aún no existía el cristianismo en la península. También apareció una palabra que genera gran controversia: algunos expertos aseguran ver la palabra Descartes, aunque desde SOS Iruña Veleia aseguran que no queda nada claro qué pone.

Iruña Veleia fue una gran ciudad romana levantada en un meandro alto del Zadorra, entre la actual Trespuentes y Víllodas. Las investigaciones de lo que allí hubo se prolongarán aún muchas décadas y tan solo se ha descubierto una parte de lo que fue.

Han pasado 12 años en los que las excavaciones y los trabajos han seguido en Iruña Veleia (un espacio conocido el siglo pasado como Oppidum de Iruña) con otro equipo coordinado desde la UPV, mientras gran parte del mundo científico cuestionaba la originalidad de los hallazgos previos. Iruña-Veleia ha dado grandes descubrimientos reales y sin sombra de sospecha, como la dama de Iruña y decenas de restos arqueológicos de otras viviendas.