¿Qué hacer si te encuentras con un mastín en el monte?

29 agosto, 2022

El Parque del Gorbea tiene carteles informativos para informar sobre cómo actuar al encontrarte con un rebaño

En caso de ir al monte en Álava en estas fechas, es probable que te cruces con algún rebaño. Rebaños que, en la gran mayoría de ocasiones, van acompañados de mastines que protegen a la ganadería de los lobos. Esto suele suceder en el Parque Natural del Gorbea, pero también en otros lugares como las sierras de Arkamo, Badaia, Gibijo o Salvada.

Estos perros pueden ser peligrosos en caso de que no actuemos de la manera correcta al encontrarnos con ellos y el rebaño. Por ello, la Diputación ofrece información a través de algunos paneles sobre como actuar al encontrarte con uno de estos ejemplares.

cartel mastines canteras gorbea

Panel instalado en la entrada al Parque Natural del Gorbea.

En estos paneles informativos, se ofrecen 5 recomendaciones para aplicar al encontrarte con mastines:

  • Mantente tranquilo. No grites ni amenaces al perro.
  • No cruces entre los rebaños. Mantente a, al menos, 20 metros de ellos.
  • No corras. Camina con tranquilidad alejándote del rebaño.
  • En BTT, reduce la velocidad. Si es preciso, baja de la bicicleta y camina hasta superar el rebaño.
  • En caso de ir con perro, mantenlo atado con su correa.
mastines que hacer

Panel instalado en las Canteras del Gorbea.

La propia Diputación Foral de Álava subvenciona la adquisición de estos animales. Y es que, según sus datos, en 2019 más de 300 animales fueron afectados por el lobo: 153 murieron, 58 resultaron heridos, y 67 desaparecidos.

Los mastines como protección del rebaño ante los lobos es una de las medidas propuestas por la Comisión Europea para "posibilitar la coexistencia de la especie en territorio europeo con el sector ganadero". También proponen otras medidas como la agrupación y protección de los rebaños o los vallados eléctricos.

Único lobo en Álava

En 2020, la Diputación permitió la caza del único lobo de Álava, tras las denuncias de los ganaderos por varios ataques a sus ganados. Esta fue una decisión muy criticada por grupos ecologistas, que denunciaron que su muerte supondría la desaparición de la especie en Álava. Sin embargo, este permiso se retiró a los pocos días después de que Euskadi declarase la especie como protegida.