Rescatan herido al único quebrantahuesos de Álava

9 septiembre, 2021

El animal chocó contra un cable eléctrico y estuvo 30 horas sin poder moverse

Miembros de la asociación Hontza Natura Elkartea rescataron el pasado miércoles un ejemplar de quebrantahuesos herido en la localidad de Narbaiza (Álava). Se trata de una especie catalogada en Euskadi “En Peligro de Extinción” debido a que ya no está presente en los Montes Vascos, aunque durante los últimos años se ha instalado una pareja reproductora en la Sierra de Aralar (Gipuzkoa). En Álava es el único quebrantahuesos presente.

Flumen, que así se llama el animal, fue capturado en noviembre de 2020 cerca de Jaca por el Gobierno de Aragón y fue equipado con un dispositivo GPS y marcas alares de lectura a gran distancia. En ese momento se determinó que era un macho de más de 6 años.

Momento en el que el quebrantahuesos fue rescatado./Hontza

Gracias al dispositivo GPS, cuando Flumen llegó a Álava, el Gobierno de Aragón avisó a Medio Ambiente de la Diputación Foral. El ave fue detectado por primera vez en abril de 2021 en la Sierra de Arangio en Aramaiona y a los pocos días se trasladó a Navarra realizando visitas muy frecuentes a la Montaña Alavesa. Durante julio y agosto ha estado en esta comarca y en en la ZEC de Entzia.

Esta semana, el GPS indicaba que Flumen estaba parado en la misma zona sin moverse durante horas. Podía estar herido o muerto en un prado al Norte de Narbaiza. Guardas de Medio Ambiente junto a miembros de Hontza revisaron la zona desde donde emitía el GPS y lo localizaron herido.

El quebrantahuesos se encontraba vivo pero en una mala postura, estaba cabeza abajo, enganchado por la pata en una horquilla de un avellano y tenía una herida superficial en el ala. En esta postura permaneció aproximadamente durante 30 horas. Fue trasladado al Centro de Recuperación de Especies Protegidas de Martioda, donde permanecerá hasta poder ser liberado de nuevo.

Todo indica que tuvo una colisión con un cable eléctrico, ya que se encontraba debajo de un tendido eléctrico de baja tensión. El cableado estaba sin señalizar, en una zona muy próxima a un dormidero invernal de milano real (especie que se encuentra también en peligro de extinción). Hontza urge señalizar la zona para evitar más choques de rapaces y solicita que se instalen comederos para quebrantahuesos y alimoches en lugares libres de cables, ya que actualmente tienen dificultades para encontrar comida.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad