El Ayuntamiento ya ofreció una alternativa en 2004 y 2009 a la vecina desalojada

16 marzo, 2016

El consistorio ofrecerá a través de Ensanche 21 una vivienda alternativa

realojo santo domingoHace más de un mes que el Ayuntamiento precintó el portal de Santo Domingo 38 por riesgo de derrumbe. La única vecina, que llevaba 50 de sus 83 años viviendo en su casa, vive desde entonces cada semana en casa de una de sus hijas.

El deterioro del edificio ya fue denunciado por el Ayuntamiento en 2004, y desde entonces se ha ido agravando ante la falta de actuaciones. El precinto y desalojo ha sido la fase final del expediente, abierto en su día al detectarse los primeros problemas.

Los servicios municipales de Hacienda están elaborando un informe para poder conceder una vivienda en la misma zona, accesible y al alquiler establecido. La afectada no cumple, según el consistorio, las condiciones de acceso a una VPO por superar la edad ni a los recursos residenciales del Ayuntamiento por tener un grado de dependencia.

  • Ruina de edificio

La mujer tiene 83 años y era la única vecina que pagaba la comunidad y que vivía en el edificio. El estado del inmueble se ha ido deteriorando en los últimos años. El edificio es de madera, y las escaleras están rotas y podridas. Además el forjado de las plantas superiores presentaba un importante deterioro, y sufre importantes filtraciones de agua. Esta situación complicaba mucho el acceso, y en los últimos años la mujer ha dependido de su familia para hacer las curas y los recados, ante el riesgo de caerse o tropezarse.

El Ayuntamiento ha "negado tajantemente" a Gasteiz Hoy que se haya desatendido de este caso: "La familia ha estado informada y al tanto de todas las gestiones. Según constan en los expedientes municipales, los Servicios Sociales han atendido desde 2004 este caso. Durante estos años, el Ayuntamiento le ha ofrecido a la persona afectada en distintas ocasiones soluciones alternativas a su problema de vivienda pero se han rechazado.

  • Alternativas de piso tutelado

Además insisten en que el expediente informativo data de hace 7 años y la relación con los servicios sociales se inició en 2004, por lo que el consistorio insiste en que no es un problema ni mucho menos reciente. Según el consistorio en 2004 y 2009 se ofreció a la mujer la posibilidad de trasladarse a un apartamento tutelado para la tercera edad, algo que descartó la familia en dos ocasiones.

En este tiempo la vivienda se ha ido deteriorando y el Ayuntamiento asegura que ya había precintado los pisos superiores del edificio, en función de su estado.  En enero se optó por la orden de desalojo definitiva ante la situación en que se encontraba el piso y el claro riesgo de derrumbe por "incumplimiento de los deberes de conservación".

El abandono se produjo el 5 de febrero. Su familia prefirió alojarla en sus viviendas, para "que ella no tuviese que pasar por el trago de que la policía le echase de su casa en la que ha vivido toda su vida", comenta a Gasteiz Hoy un nieto de la mujer.

  • Vivienda de Ensanche 21

El Ayuntamiento asegura estar dispuesto a ceder una vivienda a la mujer, pero una vez más la burocracia choca con la rapidez. El problema, aseguran, es que para ello es necesario que lo autorice al Consejo de Ensanche 21. El consistorio pone como ejemplo la adjudicación hace tres meses de una vivienda a una pareja que precisaba de un ascensor para poder salir: "A la familia se le ha atendido, se le ha informado y se le ha tenido en consideración". Queda por lo tanto un trámite para poder conceder la vivienda, que se sigue alargando y mientras tanto la mujer tiene que compartir vivienda con sus hijas.

  • Recuperar sus cosas

Para poder recuperar sus cosas, su ropa, sus recuerdos y sus muebles tendrán que ir acompañados de los bomberos y apenas tendrán 15 minutos para hacerlo. Tendrán que avisar con tiempo. Este mismo martes la familia volvió a reunirse con los servicios sociales, para constatar que siguen sin tener esa vivienda necesaria. Una vez más recibieron la respuesta más escuchada en las últimas semanas: estamos trabajando en ello.

Desde el Síndico insisten en que en general la situación ha sido muy receptiva, pero un mes después del desalojo la solución no llega. "Desde el Departamento de Hacienda, como Ensanche 21, como el Departamento de Políticas Sociales, afirman disponer de viviendas vacías o recursos que podrían destinar a este realojo", defiende el Síndico. El Síndico también reconoce la dejación de funciones de los vecinos del edificio, que en su día motivó una multa.

El consistorio insiste en que corresponde a los vecinos el mantenimiento de los inmuebles y "no puede sentar el precedente de que propietarios no cumplan con su obligación de preservar y conservar sus edificios".

¿Por qué sólo hay una vecina afectada en un edificio de cinco pisos? Uno de ellos pertenece a un banco, y el resto son de particulares que hace tiempo abandonaron el inmueble. Ella era la única que pagaba las cuotas de la comunidad y por ello era inviable afrontar reformas que permitan una mejora del inmueble.