'Banqueros', 'nobles' y 'militares' alertan ante posibles recortes del Ayuntamiento en Cooperación

19 diciembre, 2014

Alertan de que la prórroga presupuestaria ponga en la cuerda floja las ayudas a la cooperación

 

Bajo el lema `Las personas primero; murrizketarik ez!´ la Coordinadora de ONG de desarrollo de Euskadi, formada por 86 ONG vascas que trabajan en cooperación internacional, denunciaba ayer la amenaza de recortes en todas las instituciones vascas.

La protesta se llevó a cabo, sin embargo, frente al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, ante el riesgo de que la prórroga presupuestaria lleve a un nuevo recorte. En una acción de calle en Vitoria-Gasteiz distintos personajes como militares, nobles y banqueros, "generadores de pobreza y desigualdades han campado a sus anchas por el Ayuntamiento, amenazando la justicia social, los derechos humanos y el bienestar".

Con esta reivindicación han querido demostrar que los recortes en cooperación tienen consecuencias. “Miles de personas de países empobrecidos que gracias a la cooperación internacional impulsada desde Euskadi estaban viendo mejoradas sus condiciones de vida en materia de educación, salud, promoción de la equidad entre mujeres y hombres, participación en los asuntos públicos, acceso al agua potable y sistemas de saneamiento, lucha contra el hambre y sus causas… se están quedando de lado. También se están viendo afectadas iniciativas de nuestro entorno que buscan la sensibilización de la ciudadanía vasca para lograr un mundo más justo, así como acciones a favor de una ciudadanía crítica y comprometida con la justicia internacional y la defensa de los derechos humanos”, subrayan.

Recuerdan que las políticas públicas de cooperación en Euskadi han sido un referente en el Estado en los últimos 25 años, no solo por el volumen de fondos, sino especialmente por su calidad, por su planteamiento a largo plazo y por su compromiso con el enfoque de derechos humanos, la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres. “Se está retrocediendo en muchos de los avances logrados”, alertan.

Por territorios

"La mayoría de los porcentajes destinados a este fin por algunas instituciones vascas (Gobierno vasco, Diputación Foral de Araba, Ayuntamiento de Bilbao y Diputación Foral de Bizkaia) se han desplomado en los últimos años, aprovechando la crisis para realizar recortes en las partidas de cooperación muy superiores al resto. En estas instituciones ocurre además que, pese a algunos tímidos incrementos presupuestarios planificados para 2015, en absoluto se recuperan los porcentajes alcanzados hasta 2012.

La situación más grave se vive en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Además de la falta de compromiso del gobierno de Maroto hacia estas políticas, que hace que su subsistencia quede a merced de los pactos o acuerdos políticos, “la prórroga presupuestaria de 2015 pone de nuevo en la cuerda floja a las políticas de cooperación. Llueve sobre mojado, ya que en 2012 en un escenario también de prórroga Maroto redujo casi en un 90% las partidas de cooperación al desarrollo en comparación al año anterior. Por tanto, tenemos motivos más que suficientes para pensar que en 2015 va a realizar lo mismo, jugando con miles de personas con necesidades básicas sin cubrir e instrumentalizando estas políticas”, señalan.