Las reformas que necesita la cafetería de Judimendi

22 octubre, 2022

El local tiene humedades en paredes y techos, filtraciones, suelos estropeados y mucha suciedad por la falta de uso

Los cuatro locales hosteleros de propiedad municipal no levantarán la persiana pronto. A día de hoy, ni los dos del parque de La Florida, ni la cafetería Ataria ni la de Judimendi tienen gestor alguno. Si bien, de todos ellos, es esta última la que antes podría abrir sus puertas al público.

Cafetería Judimendi reformas

En junio, el Ayuntamiento sacó a concurso público su concesión. Y ahora, estudia las tres propuestas que se han presentado. Por ahora, ya conocen las condiciones técnicas planteadas. Faltaría por desvelar las ofertas económicas. En caso de que alguna encajara en los requisitos, podría ser en noviembre cuando se adjudicara.

Un informe arquitectónico refleja el "deterioro pronunciado" del local, que cerró el pasado diciembre

Sin embargo, y siempre que el concurso no quede desierto, como ya ha ocurrido con Florida y Ataria, la apertura no sería tampoco inminente. Y es que son muchas las reformas que hay que acometer en la cafetería del parque de Judimendi antes de su apertura.

Las reformas

Cafetería Judimendi reforma cubierta

La suciedad se acumula en la cubierta, que filtra el agua al interior.

El recinto, que cerró sus puertas en diciembre de 2021, acumula meses de falta de cuidados y mantenimientos. Así lo recoge un informe arquitectónico municipal. En él se valora su estado actual, calificado de "deterioro pronunciado", y se detallan las mejoras necesarias para su puesta a punto.

De ellas, la cubierta exterior es la más afectada y la que requiere de una mayor intervención. Su falta de mantenimiento y limpieza han provocado su deterioro y la acumulación de material orgánico. Así, la impermeabilización no funciona correctamente, el agua se filtra y provoca humedades en los falsos techos, que lucen grietas, humedades y desconchamiento de la pintura.

Cafetería Judimendi reforma humedades

Las humedades proliferan en algunas paredes y el falso techo.

La tarima flotante del interior del local también deberá ser repuesta, al igual que los suelos de los baños, "profundamente deteriorados", y los de la zona de almacenaje, que deberá ser reconstruido.

El contrato municipal permite explotar la cafetería por los próximos 15 años

La necesidad de limpieza es el apunte más repetido en la mayoría de otras cuestiones como las paredes, los electrodomésticos, la barra, los rodapiés, muebles de los baños y las luminarias internas y externas.

También de la estructura exterior y de las pintadas que lucen algunas de las cristaleras. Los toldos laterales, con humedad y hongos, deben sustituirse. Y los sumideros, el termo eléctrico y la maquinaria de climatización, deberán ser reparados.

Cafetería Judimendi reformas baños

Los baños también necesitan de limpieza y revisión.

Además, la estructura exterior del edificio presenta suciedad, destonificaciones y oxidación al encontrarse a la intemperie y estar afectada por las inclemencias meteorológicas.

Obras cuyo presupuesto, según la estimación realizada, sería de unos 48.000 euros. Quien se haga con su gerencia tendrá un plazo de dos meses para iniciarlas. Y 15 años para explotar la cafetería del parque de Judimendi. Con una posible prórroga por otros 5 años.

Cafetería Judimendi reformas termo

La caída del termo ha causado desperfectos en el almacén.

Este plazo es uno de los aspectos más destacados de este concurso. El Ayuntamiento ha querido ofrecer un margen tan amplio para hacer más atractivo este negocio, cuyo canon anual mínimo es de 5.120 euros. Aunque la empresa adjudicataria se podrá deducir hasta un 30%, según el valor de las inversiones estructurales que realice.

Cafetería Judimendi obras reforma

Las cristaleras, entoldados e iluminación exterior también deben revisarse.

La cafetería de Judimendi tiene una superficie de 122 metros cuadrados. De ellos, 52,8 corresponden a la zona de público del interior, otros 27 pertenecen a la terraza cubierta y 46 para la descubierta. Allí tiene capacidad para colocar hasta 20 veladores para 4 personas cada uno.

Dos años de cierre en La Florida

Una vez que se adjudique este contrato, el Ayuntamiento abordará otro más peliagudo. El de la cafetería y restaurante de La Florida. Cerrado desde hace dos años, en mayo quedó desierto su concurso. A ello pudo contribuir las estipulaciones exigidas. Así, la propuesta inicial contemplaba un canon mínimo anual de 20.000 euros y una concesión de 10 años.

La empresa debía asumir los costes de reforma y los arreglos. Y, además, el Ayuntamiento estimaba que el adjudicatario debería invertir unos 100.000 euros antes de poner en marcha el local. El propio concejal de Hacienda, Iñaki Gurtubai, admitió que "nos hemos equivocado y no hemos logrado el objetivo" y calificó lo ocurrido de "pequeño fracaso".

restaurante florida

Para que no se repita y, esta vez sí, lograr el éxito, desde su departamento estudian las mejores opciones. Fuentes municipales señalan que "son fechas complicadas en el departamento con la gestión de tributos y la preparación de presupuestos".

Algunas de las claves del nuevo contrato podrían ir en la línea de las recogidaas pra el local de Judimendi, en caso de que este sí se adjudique. Así que no será hasta la resolución de este cuando se aborde el de La Florida. Toca esperar para conocer las cláusulas exigidas.

El concurso desierto de Ataria

¿Y qué decir de Ataria? Por el momento, no parece que los paseantes que acuden al humedal de Salburua puedan en breve realizar una parada de descanso allí. Cerrado el 30 de junio, en julio el CEA (el organismo responsable del mismo) declaró también desierto su concurso.

cafeteria-ataria-vitoria

En el pliego de condiciones, el CEA buscaba un gestor durante dos años, prorrogables dos más. Y el presupuesto de partida era de 60.000 euros. El propio informe calculaba unos costes cercanos a los 110.000 euros y reconocía que los ingresos serían de 80.000 euros.

Es decir, que se generaría un déficit de 30.000 euros, y solo resulta viable con el apoyo económico del CEA. Que también asumiría los gastos de electricidad, agua y gas. A cambio, fijaba una apertura de 1.690 horas al año, con horarios diferentes en invierno y verano.

Para el CEA, la cafetería de Ataria juega "un papel fundamental de servicio a las personas que visitan el Anillo Verde". Además, considera que es "un elemento de atracción importante, valorado positivamente por los visitantes y que, en la medida de sus posibilidades, contribuye a la difusión de valores medioambientales".

De momento, sin embargo, este recinto está cerrado y toca esperar para ver cuándo y cómo lanzan de nuevo el concurso.