Agnósticos, ateos y creyentes: ¿son los alaveses religiosos?

20 septiembre, 2021

La mayoría de la sociedad alavesa se considera católica, pero apenas un 4% van con regularidad a misa

Un 56,6% de la población alavesa se considera religiosa, según la encuesta del CIS de septiembre de 2020. Un 55% del total son católicos y tan solo un 1,6% profesa otras religiones. Los datos, comparados con los de septiembre de 2016, reflejan una ligera bajada en el sentimiento religioso. Por entonces, el 57,7% de los alaveses eran religiosos, considerándose católicos un 53,8%. Prueba de la paulatina pérdida de creyentes en el territorio alavés, aunque también destaca el descenso en las visitas a la iglesia: apenas el 4,2% de los alaveses acuden a misa dos veces o más al mes. Y la mayoría de los que se dicen católicos practicantes en realidad no van a misa.

Gráfico interactivo: pincha para activarlo:

Álava sigue siendo un territorio religioso y católico, pero mucho menos que hace cuarenta años. La bajada del número de creyentes en Álava se aceleró en la década de los ochenta. Por entonces, más de un 80% de los alaveses se consideraban católicos a tenor de los datos históricos del CIS. Cifra que desde entonces se encuentra en descenso, aunque a partir de 2016 a un ritmo menor.

La presencia de otras religiones en el territorio es prácticamente residual, por debajo del 2% según las encuestas. Y, aunque oscila bastante a lo largo de los años, su máximo tuvo lugar entre 2012 y 2016.

Más ateos y no creyentes

El número de ateos ha seguido creciendo sobre todo a partir de finales de los 90. Y es que hasta 1992 no constaba 'Ateo' como categoría entre las preguntas realizadas por el CIS. En 2016 un 13,3% de la población alavesa negaba la existencia de Dios, cifra que aumenta hasta alcanzar el 17,1% en septiembre de 2020.

El 17,1% de los alaveses se consideran ateos

A partir de 2019 el CIS añadió una categoría nueva, 'Indiferente/No creyente', a medio camino entre el ateísmo (niega la existencia de Dios) y el agnosticismo (ni afirma ni niega la existencia de Dios). Irrumpió en 2020 con un 11,5% de los alaveses. Aunque sumada a la de ateos, hasta ahora, la cifra de creyentes en Álava siempre se ha mantenido por encima de la de no creyentes. 

205.362 católicos en 2020, según los datos de la Iglesia

Según los datos que maneja la Diócesis de Vitoria en 2020 eran 205.362 los fieles que la Iglesia Católica tenía en Álava, Orduña y Treviño. Cerca de un 60% de la población. Es decir, las cifras de la diócesis se acercan a las que maneja el CIS, aunque se encuentran ligeramente por encima. La diferencia de datos se explica por la diferencia del método empleado.

En el caso de la Iglesia son cifras obtenidas por los bautismos realizados en el territorio a lo largo de los años. El CIS, en cambio, realiza preguntas a muestras concretas de la población sobre el sentimiento religioso en el momento de la encuesta.

Menos católicos en misa

Tan solo el 17,9% de los alaveses se consideran católicos practicantes. Entre ellos la gran mayoría admiten no asistir nunca o casi nunca a actos religiosos. Solo un 14,2% de los católicos practicantes van a misa todos los domingos y festivos (menos del 3% de la sociedad) y tan solo un 2,4% asiste varias veces a la semana.

Menos del 3% de los alaveses acuden a misa todos los domingos, y otro 1,2% acude dos veces al mes

Son datos en los que no se contabilizan los actos más sociales: primeras comuniones, bautizos, confirmaciones y matrimonios por la Iglesia. Todos ellos han sufrido las consecuencias de la pandemia, con una bajada en la mayoría de ellos.

En 2020 se realizaron menos actos religiosos, datos que se explican por las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia, que han impedido la normal realización de actos que agrupan a números amplios de personas.

"Impulso para rejuvenecer las parroquias"

La Diócesis de Vitoria no es ajena a la pérdida de fieles de la Iglesia en las últimas décadas y la pérdida de tirón en las parroquías e iglesias del territorio. Causada en parte por la secularización de la sociedad pero también por el envejecimiento paulatino de la población: "El obispo ha nombrado a curas jóvenes en las parroquias, sí que está habiendo un impulso para rejuvenecerlas" explican fuentes del obispado ante las preguntas de cómo afrontan esta realidad. Y contemplan cambios en varias de ellas para atraer nuevas generaciones de fieles y contar con una mayor presencia de los jóvenes.

Un impulso que el obispado intenta dar sobre todo en los barrios más jóvenes, con más dificultad para llenar las parroquias: "Es un reto importante y el obispo quiere hacer frente a esta realidad", explican. Ponen como ejemplo barrios en lo que la Iglesia ha conseguido atraer una nueva generación de fieles.

Es el caso de la parroquia de Santa Clara: "Zabalgana funciona muy bien porque está Koldo", un caso de éxito para la Iglesia alavesa. También, explican, están tratando de rejuvenecer parroquias como Lakua, Judimendi, Sansomendi o La Esperanza,"con un seminarista recién ordenado" en el caso de esta última. Habrá cambios entre los párrocos de numerosas parroquias vitorianas.

religiosidad alava

La parroquia de Adurza en un acto durante la pandemia que impidió la asistencia de los católicos a misa.

Aunque los datos no lo reflejan, si bien es difícil contabilizarlo, desde el obispado explican que a raíz de la pandemia han notado un mayor interés "por lo trascendental" en las parroquias de la ciudad. "La pandemia ha traído mucha muerte, mucho sufrimiento, y pensar qué puede haber después de la muerte…" Lo que ha aumentado las inquietudes sobre esta materia en el territorio.

"Un mayor interés por lo trascendental."

Un acercamiento que han notado sobre todo en personas que "estaban alejadas de la doctrina de la Iglesia", explican. "Hemos percibido un aumento en la religiosidad, se han acercado personas que esta situacion de pandemia sí que les ha hecho pensar en el futuro, la concepción del mundo."