Advertisement
Advertisement

La Diputación construirá una nueva residencia para mayores y aumentará las plazas concertadas

21 noviembre, 2017

La nueva residencia, con capacidad para 100 plazas, tendrá inversión privada

Bienestar Social presentaba este lunes su presupuesto para 2019. Unas cuentas en las que se refleja que casi el 40% del presupuestos está destinado a las personas mayores, mientras que Intervención Social se lleva el 28,7%.

La Diputación destinará 1 millón de euros a la construcción en Vitoria-Gasteiz de una nueva residencia de personas mayores con, al menos, 100 plazas, a través de la colaboración público-privada.

Este anuncio se une a los proyectos de residencia existentes actualmente, como la de Albertia Etxea en Muebles Bonilla, Hermanitas de los Pobres con su venta a una empresa francesa, y Sanitas con su apertura junto al seminario.

Además, la partida de servicios residenciales concertados, que crece un 14,3% hasta llegar a los 6,5 millones de euros, prevé la concertación de 10 nuevas plazas residenciales, y otras 20 plazas de centro de día. Se prevé que final de 2018 las plazas residenciales concertadas crecerían hasta un total de 191. Con estas propuestas, se superará el objetivo de cobertura de necesidades previsto para 2019 por el Mapa de
Servicios Sociales de Álava.

Asimismo, para contribuir al gasto derivado del ingreso de personas mayores en residencias privadas y en cortas estancias, se destinarán 7,1 millones de euros a la Prestación Económica Vinculada al Servicio (PEVS).

El PP ha denunciado, sin embargo, que el actual proyecto presupuestario renuncia a la reforma de la residencia de mayores San Prudencio de Vitoria: “La Diputación del PNV prometió que a finales de 2017 comenzarían las obras para la residencia y vemos como no hay ni siquiera proyecto para ello” ha denunciado Ana Morales, Portavoz del Grupo Popular.

El PP asegura que ese proyecto es “inviable tal y como siempre defendió el Partido Popular” pero a pesar de todo “el PNV quiso hacer un anuncio desesperado de algún proyecto” resultando ser una “promesa vacía”.

  • Otras partidas

En otras cuestiones se refuerza la partida destinada a la gestión de la Atención Temprana para dar respuesta a la
demanda creciente tras la ampliación del servicio a niñas y niños de 3 a 6 años. Igualmente, se aumenta en un 11% la partida destinada a la gestión de las viviendas con apoyo de gestión indirecta.

Por otro lado se destinan 14 millones al Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), que atiende a personas con dependencia, tanto mayores como personas con discapacidad; 1,5 millones a la atención a las víctimas de violencia de género, y 600.000 a los Servicios Sociales de Base. Esta partida tiene un crecimiento del 15,4%, derivado del cumplimiento por parte de la Diputación Foral de su compromiso con Cuadrillas y Ayuntamientos para incrementar el número de trabajadoras de los Servicios Sociales de Base.

Respecto a las prestaciones económicas, cabe señalar el incremento en un 5,6% de la partida de la Prestación de Asistente Personal (PEAP) destinada a personas con dependencia. Incremento de las ayudas al acogimiento y post-acogimiento. En cuanto al Área del Menor y Familia destaca el incremento a las ayudas de acogimiento y post-acogimiento familiar con el objetivo de aumentar el número de personas y familias interesadas en acoger a menores que se encuentren en una situación de desprotección.

Asimismo, crece un 30%, hasta los 110.000 euros, la partida para ayudar en su periodo de emancipación a los menores tutelados por el Consejo del Menor cuando cumplan la mayoría de edad, con el objetivo de facilitar su integración social y autonomía. Además, el proyecto de Presupuestos contempla avanzar en la mejora de las condiciones laborales de los y las trabajadoras del IFBS, incluyendo una previsión de incremento del salario del 1,5%, así como la reducción de la jornada anual en 14 horas, y con el objetivo de equiparla a la jornada de la Diputación Foral de Álava a lo largo de esta legislatura.