Ricardo Bellsola: el ingeniero del hormigón que precedió a Gehry y trajo agua del Gorbea

Ricardo Bellsola nació en Murcia, pero estuvo muy unido a Elciego desde pequeño, gracias a la familia ‘Hurtado de Amézaga’. Innovó con materiales como el hormigón, hoy habitual en toda obra. La construcción de las bodegas Marqués de Riscal fue su primer gran trabajo como ingeniero, pero también destacan numerosas obras de ingeniería como la carretera Laguardia-Cenicero o la traída de aguas del Gorbea. Conocemos la historia, recordando para empezar a su madre Francisca.

Francisca concluyó la lectura en voz alta del poema y levantó la mirada del libro. Era uno de esos días de verano en que el azul del cielo era tan intenso que incluso dolía. La pérgola emparrada les protegía, pero era imposible no sentir cierta laxitud, cierta predisposición hacia la melancolía. Quizás por ello no pudo evitar sentir tristeza al mirar a su hijo, que garabateaba sobre un papel con la concentración propia de un adulto. Tenía inteligencia, dotes de observación, dedicación… y probablemente no llegaría a ninguna parte porque no podría darle la educación adecuada. Solo era una pobre viuda sin recursos.

Publicidad (Sigue leyendo más abajo)

Recordó el día de su boda, mayo florido, saliendo de la Iglesia de Santa María del Palacio de Logroño del brazo de su apuesto capitán de caballería. Cuatro años después de la boda, en 1836, un 27 de diciembre, nació su pequeño Ricardo. Todo parecía perfecto pero cuando su hijo tenía dos años perdió a su marido y conoció el desamparo.

Entonces residían en Murcia, lejos de su familia, sin nadie a quien acudir ante la falta de recursos… Por ello volvió a su Elciego natal y tuvo la suerte de que Doña Marcelina Hurtado de Amézaga la tomara a su servicio como dama de compañía.

Nunca podría llegar a expresarle la enorme gratitud que sentía, más que un ama era su benefactora, se volvió hacia ella deseando poder comunicársela con una mirada.

Publicidad (Sigue leyendo más abajo)

“Continúa hija,… ¿o estás demasiado cansada?, con este calor… llama que nos traigan limonada fresca… Luego continuaremos… Mira Ricardito que concentrado está, como un hombrecito. Este chico hará cosas grandes…” Doña Marcelina sonreía relajada, probablemente intuyó una sombra de preocupación en el rostro de Francisca, porque añadió: “Ya me encargaré yo de que tenga los medios”.

Y lo hizo.

Ricardo Bellsola estudió ingeniería en Madrid y fue uno de los pioneros en el uso de hormigón

Entre sus disposiciones testamentarias dejó 10.000 reales de vellón para que Ricardo pudiera concluir los estudios de Ingeniería que cursaba en Madrid. El resto de su legado fue a parar a su hermano Guillermo, Marqués de Riscal de Alegre, residente en Burdeos…

Bodega Marqués de Riscal: edificio original y, al fondo, obra de Frank Gehry

Bodega Marqués de Riscal: edificio original y, al fondo, obra de Frank Gehry

Años más tarde su hijo Camilo construyó una bodega para elaborar vinos al estilo francés y Ricardo Bellsolá la proyectó. Camilo le envío a Burdeos para que estudiara las bodegas del Médoc, Graves y Saint Emillon y Ricardo diseñó un edificio de sillería con enormes galerías… Y más tarde Ghery fusionó el siglo XIX con el XXI. Seguro que Ricardo se hubiera mostrado sorprendido e ilusionado, habida cuenta del interés de Bellsolá por los nuevos materiales. Porque Ricardo fue uno de los pioneros en el uso del hormigón.

Terminados sus estudios y después de un periodo de prácticas de un año en Palencia, fue destinado a Logroño en 1862 y ascendido a Ingeniero de Primera con un sueldo de 12.000 reales al año. Francisca era una madre orgullosa y satisfecha, su hijo había alcanzado una buena posición a pesar de los malos augurios que su precaria situación vaticinaba.

Y aún más cuando en 1863 acompañó a su hijo al altar de la iglesia Colegial de Santa María de la Redonda. La futura esposa de su hijo, Jacinta Gurrea Arrieta, no solo era una mujer agraciada y dulce, también gozaba de una buena posición.

La ahijada de Jacinta Martínez de Sicilia y Santa Cruz, esposa del General Baldomero Fernández Espartero, Príncipe de Vergara y Duque de la Victoria, nada menos. Y estaba segura de que el general tenía en alta estima las virtudes de su ahijado “consorte”… suposición que le fue confirmada cuando a la muerte del general en 1879 su hijo fue nombrado como uno de los tres albaceas testamentarios.

Bellsola trajo el agua desde el Gorbea a finales del siglo XIX

Ricardo Bellsolá contribuyó no solo con su ejemplo en el uso del hormigón, también con sus consideraciones publicadas en las memorias de sus construcciones.

traida de aguas del gorbea

Año 1884. Autor: Eduardo de Lucas Moreno (Archivo Municipal)

En 1866 construyó un puente con este material con luces de 10 metros sobre los ríos Lavalé e Iregua en la carretera de Logroño a Soria, un puente sobre el Ebro en 1871… además participó activamente en la modernización de carreteras como la de Laguardia a Cenicero, ferrocarriles en la Rioja y ferrocarriles mineros en Portugalete, estaciones de ferrocarril, fuentes y abrevaderos,… en Vitoria le debemos el proyecto de abastecimiento de aguas del Gorbea… Una labor callada, sin el lucimiento de otras construcciones, pero destinada a mejorar las comunicaciones y las infraestructuras, por tanto la vida de los ciudadanos.

A menudo regalaba sus proyectos a los ayuntamientos o bajaba sus tarifas o suprimía gastos de viaje y estancia, en especial a la localidad del Elciego, a quien su madre tanto amor profesaba. No es de extrañar por tanto la alta estima con la que se referían a él en Elciego, lo cual, naturalmente era fuente de satisfacción para su ya anciana madre. También le llegaban comentarios de Vitoria, Portugalete,… incluso de Madrid donde residía entonces. Y aunque estuviera lejos siempre estaba en su pensamiento y sabía que para su hijo era igual.

¡Cuántas veces volvió de Madrid preocupado por ella o simplemente extrañándola!

Y hubo de despedirlo con tan solo 45 años. Ya cuando era joven fue fuente de inquietud para su madre la delicada salud de su hijo. Incluso hubo de interrumpir sus estudios un par de veces por esa causa y no fue la última vez que la enfermedad le asaltara. Aun así, la parca se mostró extremadamente cruel con aquella que esperaba ser despedida y no se quién despidiera.

El 17 de Abril de 1882 falleció en Madrid, fue trasladado desde Madrid y enterrado en el número 114 de la calle San Vicente del Cementerio de Santa Isabel de Vitoria-Gasteiz. Una lápida sencilla, adornada con una cruz en relieve, sin un monumento que se alce, casi a ras de tierra… humilde y armoniosa, eficaz y hermosa, como la labor de Ricardo, como los desvelos de su madre. Un año más tarde ella le seguiría en el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.