Un ertzaina vestido de paisano impide el robo de un menor a un anciano

17 enero, 2020

El agente salió en persecución del presunto ladrón, que llevaba ocultos 245 euros en la ropa interior

Un ertzaina no uniformado detuvo a un menor de 17 años por robar la cartera de un anciano y darse a la fuga con ella. El acusado hizo caso omiso de las órdenes del agente, por lo que este emprendió una persecución que acabó con los dos en el suelo. El joven tenía 245 euros guardados en la ropa interior, aparentemente cogidos de la cartera del anciano.

robo anciano menor

Cruce de las calles Domingo Beltrán y Cofradía de Arriaga. Foto: Google Maps

El suceso ocurrió ayer jueves en la calle Panamá. Un ertzaina vestido de paisano realizaba funciones de investigación por el barrio de El Pilar. Allí observó a un joven que era perseguido por otro varón. El agente preguntó al último por el motivo de la persecución, y este respondió que había robado la cartera a un anciano.

El ertzaina salió corriendo detrás del presunto ladrón y se identificó como policía en varias ocasiones, pero el menor no hizo caso de las indicaciones de detención. Finalmente le dio alcance y ambos cayeron al suelo. Con la ayuda de dos agentes de la Policía Local fuera de servicio que pasaban por allí redujo y controló al interceptado.

Después, una patrulla de protección ciudadana de la Ertzaintza se desplazó al lugar para hacerse cargo de la situación. En la investigación concluyeron que la víctima del robo, un hombre de edad avanzada, estaba sentado en un banco en el cruce de las calles Domingo Beltrán con Cofradía de Arriaga. De repente se le acercó un joven y le quitó la cartera que había dejado sobre el banco, para después darse a la fuga.

A pesar de la investigación y de la persecución el implicado negó haberle robado nada al anciano y no aportó datos claros sobre su identidad. Aun así los agentes lo llevaron a las dependencias policiales en calidad de detenido al encontrarle 245 euros ocultos en la ropa interior, cogidos supuestamente de la cartera del anciano. La patrulla recogió la propia cartera y la documentación personal de la víctima de la calle, debido a que el supuesto ladrón la tiró durante la persecución. La cartera y el dinero recuperado ya han sido devueltos a su legítimo propietario.