Los agricultores denuncian un aumento de robos en el campo alavés

11 septiembre, 2014

Con la llegada del verano y la puesta en marcha de los sistemas de regadío en las fincas, durante los últimos años se viene denunciando por parte de agricultores un constante goteo de robos en parcelas. UAGA se encuentra realizando un registro de robos y daños entre su afiliación, con el resultado hasta el momento […]

Con la llegada del verano y la puesta en marcha de los sistemas de regadío en las fincas, durante los últimos años se viene denunciando por parte de agricultores un constante goteo de robos en parcelas. UAGA se encuentra realizando un registro de robos y daños entre su afiliación, con el resultado hasta el momento de medio centenar robos –fundamentalmente de material-, que además del coste económico suponen trastornos en labores fundamentales. El sindicato exige que se aumente la vigilancia policial en caminos agrícolas para evitar estos robos.

La zona más afectada por estos robos es la de Valles Alaveses y fundamentalmente los hurtos se producen en material para regar (tubos de riego, motores y llaves), que suponen un trastorno tanto por su alto valor económico como por los problemas para sacar adelante la cosecha. No obstante, todas las zonas del territorio se han visto afectadas y se han constatado sustracciones de todo tipo: desde fruta, hasta lechones o ruedas de tractores.

En el mes de junio UAGA mantuvo una reunión con la Consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, para transmitirle la inquietud e inseguridad del sector frente a estos hechos. Según las estadísticas de la Ertzaintza no se ha producido un incremento desmesurado de robos, pero la sensación en las personas afectadas es de alerta. La consejera consideró que uno de los métodos más efectivos es realizar llamadas rápidas a las comisarías cuando se intuya algo, comunicando las matrículas de coches sospechosos. También se va a estudiar la posibilidad de realizar denuncias in situ. Lo que desaconsejan es realizar vigilancia nocturna por los particulares. Por otra parte, se acordó realizar en septiembre reuniones entre los responsables de la Ertzaintza en cada zona y los agricultores, con el fin de intercambiar impresiones y mejorar la relación. 

Pese a todas estas medidas propuestas, el sector considera que la vigilancia policial en la zona rural es muy escasa, contando apenas con un par de patrullas para la práctica totalidad del Territorio. Por ello UAGA considera urgente aumentar el número de agentes en zona rural, con el fin de que exista una mayor seguridad en el sector agrícola. Hay que señalar que la mayor parte de material robado se corresponde con los sistemas de riego, lo que además de las pérdidas económicas supone un riesgo para las campañas agrícolas.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad