Los vitorianos sufrieron el pasado año 339 robos en viviendas

21 marzo, 2014

En 2013 se produjeron 339 robos en domicilios de Vitoria-Gasteiz. Es una cifra significativa, pero que supone un pequeño respiro respecto a los datos de 2012, cuando se denunciaron 387 robos, según datos de Ertzaintza y Policía Local. Ambos cuerpos atribuyen el descenso a la intensa labor de prevención e investigación realizada en este campo por ambos […]

En 2013 se produjeron 339 robos en domicilios de Vitoria-Gasteiz. Es una cifra significativa, pero que supone un pequeño respiro respecto a los datos de 2012, cuando se denunciaron 387 robos, según datos de Ertzaintza y Policía Local. Ambos cuerpos atribuyen el descenso a la intensa labor de prevención e investigación realizada en este campo por ambos cuerpos policiales, incluso de forma conjunta en varias ocasiones a lo largo de todo el año.

Ambos cuerpos han desarrollado diversas investigaciones, entre las que destaca la detención del grupo que operaba en el barrio de Lakua. Una detención que se produjo tras estudiar los horarios de los robos y el modus operandi: “Se estableció un reparto de zonas, intentando desplegar un dispositivo capaz en primera instancia de detectar los robos y, en su caso, abortarlos”, aseguran ambos cuerpos policiales en una nota conjunta.

Tras varios meses de trabajo conjunto, el citado operativo desencadenó en la detención in fraganti de un varón, llevada a cabo por agentes de la Policía Local el día 3 de febrero de 2014, complementada en días posteriores con una segunda detención. La labor desarrollada por ambos cuerpos policiales a raíz de estas dos detenciones, ha hecho posible el esclarecimiento hasta este  momento de 18  robos en domicilio en nuestra ciudad, así como otros 2 casos en Miranda de Ebro.

Pese a mostrarse razonablemente satisfechos con los resultados obtenidos, los responsables de Policía Local en Vitoria-Gasteiz y Ertzaintza distan de lanzar un mensaje triunfalista: “Todavía se producen robos en viviendas. Se trata de un delito muy importante, que genera un sentimiento de victimización considerable, porque con independencia del valor de los objetos sustraídos, tiene lugar en nuestro ámbito más personal e íntimo”.

Por lo tanto, lejos de  cejar en su empeño de velar por la seguridad de los hogares gasteiztarras, los efectivos tanto de la Policía Local como de la Ertzaintza mantendrán este objetivo en lugar preeminente entre los asignados para el ejercicio 2014. En opinión de los profesionales de ambos cuerpos, el resultado final que esta actividad pueda deparar, podría verse mejorado de forma notoria con la adopción de medidas sumamente sencillas por parte de los ciudadanos: “Un hábito tan simple  como cerrar la puerta con llave al salir de casa, aunque  tengamos previsto regresar en poco tiempo, podría reducir el número de robos entre un 10 y un 20%”. Este dato se corresponde con los casos en los que se ha utilizado el método denominado como “resbalón”, que consiste en utilizar un plástico semirígido, como por ejemplo una radiografía, para abrir puertas cerradas “de golpe”.

Los cuerpos policiales insisten en la importancia de la Colaboración Ciudadana: Los robos se producen en horas en las que hay mucho tránsito de personas en la calle y, a diferencia de lo que sucedía hace unos años, los ladrones no se llevan por lo general objetos de gran tamaño que les puedan delatar,  como televisiones o equipos de música, sino otros más pequeños y fáciles de ocultar, fundamentalmente joyas y dinero – “una vez que los autores de estos robos franquean la puerta del portal, perdemos la posibilidad de realizar una labor preventiva, se podría decir que se vuelven invisibles para nosotros. Cuando salen a la calle, lo hacen como un vecino más e inmediatamente se confunden con el resto de los ciudadanos”-.

Para realizar una prevención más selectiva y eficaz, la Policía Local y la Ertzaintza animan a los ciudadanos a contactar a través del 092 o del 112, para comunicar cualquier circunstancia que les infunda sospechas en su comunidad o en inmediaciones de sus domicilios: “Cada persona, desde dentro de su domicilio, escalera o portal, tiene acceso a información que se escapa a la labor preventiva de la policía y, lo que es más importante, dispone de la capacidad de analizarla dentro de un contexto concreto. Conoce a la mayoría de sus convecinos, en algunos casos incluso sus horarios y puede avisarnos de la existencia de ruidos extraños o de personas ajenas al inmueble, especialmente si muestran  actitudes sospechosas, como por ejemplo  llamar a varios timbres sin motivo aparente,  escuchar tras las puertas intentando determinar si hay personas en el interior del domicilio, o facilitar respuestas erráticas o mostrarse nerviosos al ser interpelados por el motivo de su presencia en el lugar”.

Desde ambas comisarías, Aguirrelanda y Portal de Foronda, se anima a la ciudadanía a participar de forma activa con estas sencillas acciones que pueden contribuir a mejorar la seguridad de sus hogares. Se recalca igualmente que los ciudadanos que avisan a la policía no contraen ninguna responsabilidad personal y que, en ningún caso el destino final de los posibles delincuentes se verá condicionado por el hecho de que ellos hayan dado el aviso. La decisión sobre la detención o no de los ladrones y, consecuentemente, la responsabilidad sobre esta actuación recaerá exclusivamente en los agentes actuantes, que intervendrán valorando las pruebas objetivas halladas en la escena o en poder de los presuntos delincuentes.

Leer más...

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Y seguirán robando si no son esos serán los otros total por una puerta entran y por la otra salen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad