Advertisement
Advertisement

Salburua vive ya la berrea de los ciervos

16 octubre, 2021

La berrea ha llegado otro año más a los humedales de Salburua

La berrea suena ya en Salburua, uno de los humedales más importantes de Europa por su gran presencia de aves. La berrea es el periodo de celo del ciervo y en el que los machos, para demostrar su poder, berrean o braman y luchan contra otros ejemplares con sus cornamentas.

Durante todo el año los ciervos viven en núcleos pequeños y separados. Por un lado viven los machos y por otro lado las hembras. En cambio, en esta época en la que las hembras entran en celo, los machos detectan ese celo y tanto machos como hembras se mezclan.

  • Galería de fotos:

Los machos, con sus bramidos, intentan hacer su grupo de hembras, un grupo que contará con entre 6 y 12 ejemplares. Ese bramido también les sirve para ahuyentar a otros machos. Sumado a esos sonidos guturales, el ciervo macho abre la boca, jadea y saca la lengua para excitar a las hembras y lograr que ellas le elijan a él. El más fornido, el más elegante y el que más brama será el elegido, la hembra siempre tiene la última palabra.

Cuando el macho tiene un grupo y, si tiene la suerte de que ningún competidor le haga frente, llega la época de ovulación de la hembra. Será entonces cuando el macho aproveche para copular con ella. Una vez terminada la copula, a finales de octubre o principios de noviembre, machos y hembras volverán a separarse. Y volverán a convivir juntos machos que meses atrás han estado chocando sus cuernas para mostrar su bravura.

Una vez finalizada la berrea, los machos se encuentran muy débiles. Durante la berrea apenas comen ni descansan, por lo que tras ese periodo permanecen durante casi un mes descansando, llegando incluso a morir debido al estrés y el esfuerzo que les genera la berrea.

berrea ciervos salburua vitoria

Tras ese descanso pasarán el invierno donde más protegidos se sientan. Ya en primavera las hembras criarán a sus cervatillos y los machos perderán su cornamenta.

Pérdida de la cornamenta

Cada año los ciervos macho pierden su cuerna. Hecho que hace sentirse a estos animales muy indefensos y que les lleva a esconderse en lo más profundo del bosque hasta que la cornamenta vuelva a salir a finales de mayo o principios de junio. En unos 90 días los ciervos volverán a contar con esa cornamenta que tanto llama la atención. Durante ese tiempo el macho necesita descanso y buena alimentación para que su cornamenta sea de calidad.

Las hembras, por su parte, cuando ya han parido a esos cervatillos de 5-6 kilos, van a mantenerlo escondidos entre la maleza hasta que ellas consideren que se pueden desenvolverse por su cuenta. Las madres amantarán a sus hijos durante unos 5 meses.

berrea ciervos salburua vitoria

Visitas guiadas disponibles

Desde el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz proponen durante este periodo varias actividades relacionadas con la berrea. Tanto a pie como en bicicleta se podrá conocer más de cerca la berrea de la mano del guía Josu Gálvez de Consultora de Recursos Naturales, el será quien nos acompañé durante los 90 minutos que duran estas interesantes visitas.

El amanecer y el atardecer son los momentos ideales para disfrutar de este ritual.

Los ciervos en Salburua

Alrededor de 150 ejemplares conviven en los humedales de Salbura, unos ciervos cuyos primeros ejemplares se introdujeron en Salburua a finales de los 90 llegados desde Escocia.

Entre la empresa Vetertec Ibérica, con sede en Madrid ,y los técnicos del Centro de Estudios Ambientales (CEA) del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, se encargan de gestionar la población. Intentan mantener un mismo cupo, retirando a los más longevos y los más débiles, para que el alimento llegue para todos. Tanto con sequía como con nieve a los ciervos les cuesta mucho hacerse con alimentos y es por ello que la labor de técnicos y veterinarios es fundamental.

El Parque de Salburua es un lugar privilegiado para presenciar este espectáculo de la naturaleza. Si te acercas a los humedales, escucha y observa, pero nunca molestes.

berrea salburua ciervos vitoria