Advertisement
Advertisement

Salinas comienza la cosecha

13 junio, 2014

El cocinero vitoriano, Diego Guerrero ha sido el encargado de inaugurar, esta mañana, la Cosecha de la Sal 2014, en el valle Salado de Añana. El chef que cuenta con dos estrellas Michelín ha señalado que la Sal de Añana “se defiende por sí misma, solo hay que acompañarla”, en clara alusión a su cada […]

salEl cocinero vitoriano, Diego Guerrero ha sido el encargado de inaugurar, esta mañana, la Cosecha de la Sal 2014, en el valle Salado de Añana. El chef que cuenta con dos estrellas Michelín ha señalado que la Sal de Añana “se defiende por sí misma, solo hay que acompañarla”, en clara alusión a su cada vez mayor presencia en los platos elaborados por el propio Guerrero y otros cocineros de reconocido prestigio que son embajadores de la Sal de Salinas.

El presidente del Patronato del Valle Salado, Javier de Andrés, ha destacado que  la recuperación paisajística y arquitectónica del valle avanza a buen ritmo guiada siempre con criterios técnicos y bajo la supervisión de reconocidos especialistas. En estos momentos, la mitad de los elementos que componen el Valle Salado están ya en funcionamiento: 2.000 eras, más 4 kilómetros de canales, 217 pozos y 44 almacenes.

La Sal de Añana está ya presente en 20 países y su comercialización y venta a través de grandes superficies, comercios y tiendas especializadas reportó en 2013 más de 300.000 euros de ingresos, cifra que se superará ampliamente este año. La demanda del mercado es la que determina la producción de sal, en 2013 se produjeron 69 toneladas de Sal Mineral y 13 toneladas de Flor de Sal. Un dato curioso: es tal el interés que despierta la Flor de Sal que las 13 toneladas se agotaron ya hace cinco meses y por ello la previsión es duplicar este año su producción.

El Valle Salado emplea en estos momentos a 30 personas en los trabajos de recuperación y conservación, producción de sal, envasado y etiquetado, servicio de guías turísticos y personal de la Fundación. A ello hay que sumar el interés creciente de emprendedores por montar un negocio en Salinas de Añana.

El interés por el Valle Salado crece cada día. En 2013 se alcanzó la cifra record de 51.145 visitantes. En los cinco primeros meses del año han visitado las salinas 20.000 personas frente a las 8.300 del año pasado.

Si sumamos los ingresos generados por visitas y venta de sal, el Valle Salado ha sido capaz de generar en los cinco primeros meses del año cerca de 175.000 euros, cantidad que duplica la lograda en el mismo periodo del año pasado e iguala la de todo el ejercicio 2011. El Valle Salado, a través de los ingresos por visitas y venta de sal, es ya capaz de generar el 35% de su presupuesto.

Fotografía: Adesa formación