Advertisement
Advertisement

Salinas de Añana: El fracaso de un proyecto que primó el turismo a la recuperación

5 mayo, 2014

La Diputación Foral de Álava deberá estudiar en las próximas semanas como afrontar el rotundo fracaso en la declaración del Valle Salado como Patrimonio de la Humanidad. El contundente informe censuraba las actuaciones realizadas hasta ahora en el Valle Salado, por haber primado, aseguran, el aspecto turístico por encima del valor artístico y la recuperación […]

20140501-105132.jpgLa Diputación Foral de Álava deberá estudiar en las próximas semanas como afrontar el rotundo fracaso en la declaración del Valle Salado como Patrimonio de la Humanidad. El contundente informe censuraba las actuaciones realizadas hasta ahora en el Valle Salado, por haber primado, aseguran, el aspecto turístico por encima del valor artístico y la recuperación de las eras y el cultivo de Sal. 

Un informe muy duro, y que da al traste con las aspiraciones que Álava tenía de contar con un paisaje Patrimonio de la Humanidad. Un título que no llegará, pero que a los alaveses no debe ocultarles que nuestra provincia cuenta con un paisaje único y que merece la pena disfrutar.

Pese a todo, las críticas llegan por la forma en que se ha gestionado la candidatura. Y aquí todas las miradas se dirigen al Palacio de la Provincia. Toda la oposición ha responsabilizado a Javier de Andrés por la forma en que la Diputación ha gestionado esta candidatura. El PNV recordaba que el Partido Popular ha utilizado a la Fundación del Valle Salado en beneficio propio, vinculándola siempre a la imagen del propio Diputado General. Y es que Javier de Andrés llegó a asumir en primera persona las gestiones para la consecución de este logro. Incluso realizó un viaje a Japón en mayo de 2013 para presentar las bondades del Valle Salado.

Desde EH Bildu atribuyen este portazo al recorte en el presupuesto, que ha impedido ejecutar el plan director tal y como estaba planeado desde un inicio: "Se han puesto todas las energías en convertir las Salinas en un reclamo turístico pero se han descuidado cuestiones básicas como la restauración de las eras". Por ello desde la formación censuran que no se hayan desarrollado otras patas del proyecto, como el conocimiento, la investigación o la recuperación del paisaje: "No se puede pedir el reconocimiento a un trabajo si sólo se desarrolla una de sus partes. Están vendiendo un producto que han descuidado".

El PSE fue más allá al calificar de "timo publicitario" la gestión de la candidatura del Valle Salado, y tildó de ridículo internacional la candidatura del Valle Salado: "Como viene siendo habitual, la gestión de un proyecto positivo para Álava por parte del Gobierno de Javier de Andrés ha logrado otro clamoroso fracaso y, en este caso, a nivel internacional. Ridículo internacional y mala imagen para Álava porque, como ha determinado el evaluador de la UNESCO, el proyecto presentado por la institución foral no ha garantizado la preservación del patrimonio cultural y paisajístico de las salinas de Añana y se acerca más a un mero un montaje de marketing turístico".

Desde el PNV Ramiro González pide que la Diputación centre su esfuerzo "en la recuperación de las salinas y de su entorno. Esto es lo realmente importante, y con este objetivo hay que seguir trabajando. Y hay que hacerlo, además, de la mano de los vecinos de Salinas de Añana".

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad