Salió cara

14 enero, 2013

Baskonia suma una nueva victoria tras vencer en la prórroga a Manresa

Baskonia-OlimpiakosEl Caja Laboral ganó en Manresa un partido complicadísimo que tuvo muy cuesta arriba en la recta final y que terminó llevándose en la prórroga por 95-101. Los de Tabak se han convertido en especialistas en los finales igualados y sacaron otro final de infarto adelante.

Era un partido trampa en Manresa. El Nou Congost es una cancha ruidosa, incómoda con la gente muy cerca y de inicio se comprobó que el partido, a pesar de ser contra el colista, no iba resultar plácido. Costó arrancar. A los dos minutos de juego el marcador no se había inaugurado y fue el Baskonia quién tomó la iniciativa. No obstante siempre con ventajas mínimas en un primer cuarto feo, trabado, peleado y con poco baloncesto vistoso, en el que Caja Laboral terminó mandando por 15-20.

El segundo periodo continuó con la igualdad del primero. Tabak movió el banquillo llegando a utilizar hasta un total de 11 jugadores antes del descanso con Lampe y Nemanja como hombres más productivos en la faceta ofensica. El partido transcurrió con ventajas pequeñas siempre favorables a Baskonia y con un Manresa combativo. 34-38 al descanso.

El Caja Laboral salió en la reanudación dispuesto a poner la directa y logró ponerse diez arriba (42-52) en la máxima del partido. Ramsdell y, sobre todo, De Vries mantenían al equipo manresano en el partido dando réplica a la buena actuación coral del quinteto baskonista donde todos aportaban su granito de arena. Sin embargo, dos minutos de desajustes vitorianos permitiendo correr al conjunto manresano y anotar fácil devolvieron el empate al marcador (56-56) con un Nou Congost apretando y que creía cada vez más  en lograr la victoria. Un oportuno triple de Cook ofreció un respiro al equipo pero dos faltas innecesarias dieron a Manresa una mínima ventaja de cara a los últimos diez minutos (61-60).

Mucho contacto y mucha tensión marcaron los primeros compases del cuarto periodo. Anotar no resultaba una tarea sencilla y cada canasta se sudaba (65-65 min.33). A partir de ese momento los ataques superaron a las defensas y el partido se convirtió en un intercambio de canastas. Ramsdell y Devries pusieron cinco arriba al conjunto local por primera vez en el partido (76-71). Entre estos dos jugadores sumaban todo para el conjunto de Ponsarnau sin que ninguna defensa del Caja Laboral pudiera frenarles. Nemanja Bjelica aparecía para rescatar al Baskonia contestando a un nuevo triple manresano, en esta ocasión de Salva Arco, y con 81-78 cinco puntos consecutivos de San Emeterio voltearon el marcador (81-83). Hanga aprovechó un error de Lampe para empatar y en los dos últimos ataques ninguno acertó. Partido a la prórroga con el público encendidísimo.

En el tiempo extra Baskonia golpeó primero. 0-7 con un triple de Cook, seguido de cuatro puntos de Nemanja y Lampe golpearon a Manresa psicológicamente. Más pendientes de las decisiones arbitrales que de jugar, los locales, a los que los finales igualados les dan siempre la espalda esta temporada, no acertaban en sus ataques y fueron bajando los brazos. Con 83-94 llegó la primera canasta manresana. Los tiros libres hicieron el resto para mantener la bestial racha del Caja Laboral de Tabak.