San Martín: un barrio verde creado sobre la antigua Ajuria y al abrigo de una ermita

17 agosto, 2021

El colegio San Martín se construyó casi dos décadas antes de que la mayoría de los vecinos fueran a vivir al barrio

Colegios San Martín Vitoria-Gasteiz (1961. Santiago Arina/Archivo Municipal)

El Barrio de San Martín recibe su nombre de la ermita de San Martín de Abendaño que se encuentra en la calle Beato Tomás de Zumárraga. El resto del espacio que actualmente ocupa el barrio fueron, hasta finales de la década de los setenta y principios de los ochenta, huertas.

Ajuria visto desde el aire (Yanguas, Archivo Municipal)

Ermita de San Martín en 1957 (Beato Tomás de Zumarraga) Santiago Arina (Archivo Municipal)

La fábrica de Ajuria, que ocupaba toda una manzana entre las actuales calles Adriano VI y Beato Tomás de Zumárraga, era la excepción en esta zona. Durante muchos años Ajuria fue la principal empresa industrial de la ciudad hasta que se inició el proceso industrializador a finales de la década de los cincuenta. En sus mejores años llegó a ser la mayor empresa de fabricación de maquinaria agrícola y debido a su tamaño, en la década de los años treinta se construyó una pequeña central eléctrica en su interior.

Fábrica de Ajuria (Carlos Yanguas, Archivo Municipal)

Sin embargo, a mediados de la década de los setenta fue derribada y sustituida por las actuales viviendas diseñadas por el arquitecto catalán José Antonio Coderch, quien también presentó un proyecto para el desarrollo de Lakua similar al que llevó a cabo en San Martín.

Inauguración del Seminario de Vitoria-Gasteiz (Enrique Guinea, 1930, Archivo Municipal)

Se iniciaba así la progresiva urbanización del barrio, que había quedado paralizada desde principios de la década, donde ya se determinó que esta zona contaría con una menor densidad que otros barrios de su época y con amplias zonas verdes, como es el parque de “La Conchas” inaugurado en 1988 y diseñado entre otros arquitectos por Rafael Moneo, autor del Kursaal de San Sebastián.

Fue durante la década de los ochenta cuando se construyó la mayor parte del barrio como lo conocemos hoy en día. El edificio del seminario inaugurado por el Rey Alfonso XIII en 1930 y diseñado por el arquitecto Pedro Asúa y el colegio público inaugurado en 1958 eran, junto a la fábrica de Ajuria, las principales edificaciones.

Fondo Archivo Histórico de Álava

En 1986, San Martín tenía 5.474 habitantes, que se duplicaron para 1991, alcanzando los 11.490 y situándose en la actualidad en 11.592.

San Martín es además el cuarto barrio con mayor renta media: 28.318€, sólo por detrás de Mendizorrotza, Aretxabaleta y Ensanche.

Hemeroteca Norte Expres 13-10-1977

21 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Mariia dice:

    Yo vivía en Avendaño, de los primeritos y por necesidad de espacio me pasé a Ajuria.
    Estoy de acuerdo en el enorme problema de las lonjas, en las zonas peatonales hasta Sociedades gastronómicas han cerrado y una inmensa mayoría de locales jamás han albergado negocio alguno.
    Y yo me pregunto ¿no sería una zona idónea para probar la autorización de viviendas “controladas” en lonjas? Hay espacio, calles amplias, muchas peatonales es muy céntrica …
    ¿Para cuando algo así?

  2. Javi dice:

    Pues si tanto nos gusta nuestro barrio, habrá que protestar para que no lo pongan patas arriba con el tranvía.
    Que se peleen nuestros representantes políticos por conseguir el prometido y tan ansiado proyecto de soterramiento del tren, y se aproveche el trazado para el tranvía.
    Tenemos una hermosa ciudad que cada día, en los últimos años, en tema de movilidad y urbanismo da un paso atrás.

  3. ManuZabala dice:

    Ajuria la principal empresa metalúrgica? Tres manzanas más al sur teníamos Aranzábal y su enorme depósito blanco con letras rojas, y frente a Ajuria, Armentia y Corres.

    Por cierto, con 55 años que tengo vi derrumbar Ajuria con dinamita, algo que no se olvida.

  4. Noa dice:

    Que bonito mi barrio…llevo fuera de Vitoria tiempo y lo echo mucho de menos….

  5. Iturritxu dice:

    Alberto, gracias por tus artículos. Siempre me parecen lo más interesante de Gasteiz Hoy, sin menospreciar al resto de autores. Pero me gusta redescubrir historias de nuestra ciudad. Como petición, si pudieras recordarnos cómo era Olarizu y las fábricas de Esmaltaciones, BH…. Gracias de antemano.

  6. Manu dice:

    EL fracaso de San Martín, y es una pena, es como barrio comercial. Si paseas desde Beato t. de Zumárraga hasta Doublang, en toda su extensión verás que menos la zona de Abendaño, y ahora la del Ambulatorio / Ayuntamiento, lo demás lo tienes vacío de negocios en un 40-50%, es una pena, muchos de ellos están cerrados pero un 30-35 por ciento de las lonjas siguen desde sus inicios “de obra”. Alguien debería haberle dado otro enfoque a San Martín.

    Ahora lo han convertido en un barrio residencial o barrio dormitorio donde la gente hace poca vida, tiene pocas oficinas de bancos y todas están lo más cerca de la Avenida posible. Y el hecho que se llamen las calles “Pintor ,traca tra ,traca tra ,traca tra” hace que para mucha gente sea más difícil aprendérselas así, en vez de haberlas llamado, Goya, Murillo , Velázquez o Soroya… Por citar 4 pintores, y los nombres son más “aprendibles”, pues todos los sabemos de la escuela.

    • Joullorente dice:

      Los nombres son de pintores alaveses. Aprende un poco más de la historia de donde vives.

      • Carlos dice:

        pues a mí no me gusta nada que la calle por donde paso todos los días haga homenaje a Dublang, un militar sanguinario, su familia tenía una fábrica de curtidos y teniendo ocasión económica de cerrarla o cambiarla por otro negocio menos cruel no lo hizo, horrores solo por seguir las tradiciones. Hay que cambiar tantas cosas.

      • Jose dice:

        Si ya sabemos que son pintores alaveses, entonces que sentido tiene la palabra pintor precedida del nombre? puede que lo hicieran porque algo que precede también puede ser superior sobre otra cosa en este caso el nombre de pintores mediocres para todo libro de historia del arte? se pusieron por orgullo alavés, no por sus méritos, ningún profesor de arte fuera de Álava los conoce ya te lo confirmo yo que me hablo con bastantes

        • Noa dice:

          A los que no están de acuerdo con los nombres porque no conocen a los pintores les recomiendo que visiten el museo de bellas artes de la ciudad….

      • Martin dice:

        un gran escollo que tenemos es que todo el arte alavés hasta 1966 de esos pintores es figurativo sin ningún elemento que no sea una copia de las escuelas de Madrid, el posterior al 66 mejor mejor olvidar la escena de engreimiento de posguerra sin un valor para el arte como ya ha quedado en cenizas. En mis clases de historia del arte les enseñó lo que fue y lo que pudo haber sido, una hora de clase me vale, son obras totalmente iguales y a veces es mejor olvidar que recordar, el orgullo alavés a veces sobra bastante cuando no tiene valor, cuando solo busca un reconocimiento que no se merece

      • Ernesto dice:

        Hola Jou Llorente, por lo que dices igual desconoces que hay bastante polémica, esos supuestos artistas copiaron a otras escuelas atribuyéndose algo único y solo tenían elementos figurativos de paisajes que es lo que aparece en cualquier periodo de guerra y posguerra, realmente no deberían ni tener una calle ni llamarse pintores, eran unos aficionados que calcaban obras y si se recuerdan es más por los errores que se cometieron por los medios de divulgación del arte que no se dieron cuenta de la poca originalidad de esas obras y que no ayudaron al arte.

      • Jose dice:

        Vivo en Murgia y trabajo de repartidor en Vitoria, nos vuelven locos, tendría que ser como en América por números… nos meten esos aires de superioridad hasta en las calles, cambios de nombre,… las ciudades son para los ciudadanos, te guste o no conocer su historia para eso voy a la biblioteca o el museo, tendría que estar pensada para todos, igualdad, no una ciudad para los listillos, sabiondos, ególatras,…

      • Carlos dice:

        soy médico y me dedico a salvar vidas en un hospital. Y me pregunto que hacen símbolos, nombres,… eso al museo de historia. Las ciudades tienen que estar pensadas en comodidad, ecología, igualdad, etc. no para aumentar el etnocentrismo o el erotismo nacionalista,…

      • Si dice:

        Si…tenemos mucha manía y no tirar de lo nuestro..es como cuando en la tele usan mucho el inglés o nosotros mismos y tenemos nuestros propios idiomas.

        • Alaitz dice:

          le das la vuelta, la manía es al reves… la manía de conservar unos pintores mediocres por ser de aquí y un idioma prehistórico que no se utiliza, busca euskera utilización, hay más gente que lo conoce ahora que hace años sin embargo se utiliza menos según el informe… así que no gusta el idioma por más que lo hagan una imposición la gente habla en el idioma que quiere, si quieres nos seguimos comunicando por gestos como los primeros humanos… Por conservar la cultura… los idiomas se transforman unos a otros y en un planeta con tantas dificultades y guerras por los diferentes idiomas, sería bueno encontrar una manera de entendernos sin choques culturales, solo echa un vistazo a todas las guerras y conflictos actuales… el motivo: los nacionalismos

    • Iturritxu dice:

      Estoy de acuerdo en que faltan negocios y que, por otro lado, San Martin se está “aviejando”, poca gente joven puede permitirse vivir en ese barrio por lo que la media de edad cada vez es más alta. Lo mismo ocurre con Aranzabal/La Avenida a esa altura.

      En lo que no estoy de acuerdo es en los nombres. Efectivamente son nombres en honor a pintores alaveses, quien no se los sabe es porque no quiere aprenderlos…

    • Federico dice:

      Tiene usted mucha razón

    • Xavi dice:

      se tiene que regular el precio de alquiler de locales y viviendas, hasta haciendo eso hay problemas y en lugares con mercado regulado como Berlín ya se habla de expropiar viviendas a los que tengan más de 2 aunque las tengan en subarriendo y hacerlas de protección

    • Alaitz dice:

      muy buena la ironía con Goya, Dublang y otros copiaron a las escuelas de Madrid hasta 1966, menos mal que ya había buenos historiadores del arte que denunciaron ese intento de hacernos creer que falsos pintores alaveses hicieron algo nuevo,hoy en día sería imposible que algo así pasaría ya se utilizan tecnologías para evitar eso, aunque en las clases esos paisajes figurativos y copiados son unas risas aseguradas para los alumnos y sirven también para hacer más amena la clase y volver al arte de verdad con más ganas, tampoco me parece mal que tengamos esas calles aunque fueran falsos pintores, porque sirven de ejemplo de cómo por un error de los medios de comunicación se puede llamar arte a una copia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad