Advertisement
Advertisement

Santo Domingo 40-42 ve "inasumible" la rehabilitación y acusa a Caixabank de "desentenderse"

7 noviembre, 2017

Los vecinos critican el "desamparo" de la gente del Casco Viejo y temen una "expropiación forzosa"

precintado-portal-42Los vecinos desalojados de Santo Domingo han vuelto a denunciar el estado en el que se encuentra la calle y temen no poder volver nunca a sus casas por no tener capacidad para afrontar la obra.

En una rueda de prensa los vecinos volvieron a criticar la actuación de Caixabank, propietaria del inmueble en el que en abril se detectó la fuga. Entonces el piso fue precintado y Caixabank trasladó a su inquilina a otra vivienda diferente.  "Caixabank se ha desentendido totalmente", asegura Iker Tapia, administrador de la finca.

"El perito de Caixabank determinó que había una fuga en su vivienda, que había generado daños. Una fuga que parecía antigua y duradera. Se ordenaron arreglos y el apuntalamiento inmediato, pero a los dos días el perito nos informó que ya no trabajaba para Caixabank", ha asegurado Iker Tapia.

Ahora el problema se extiende a las dos comunidades. De momento tienen ya un presupuesto "para saber hasta dónde llega el daño, y que costará 10.000€".

Hay cinco edificios ya desalojados en Santo Domingo

Los vecinos se temen estar ante una expropiación encubierta en el barrio: "Hay ya 5 edificios desalojados en esta calle. Desde el Ayuntamiento no hay voluntad de solución y se conforman con que las familias se tengan que marchar de allí". El portal 18 lleva 5 años desalojado, con al menos uno de los vecinos pagando mes a mes la cuota de Alokabide.

Los vecinos piden incluso al Ayuntamiento que realice la ejecución subsidiaria de las obras, como ha hecho con el palacio propiedad de Tánger.

Tapia critica además que se destine dinero a la rehabilitación turística del Casco Viejo mientras las viviendas están en ese estado: "Se presta mucha atención y mucho dinero a la Fundación Santa María, pero la gente del Casco Histórico está en desamparo y se tiene que marchar".

Respecto al desalojo y a la presentación del informe, los vecinos reconocen que ya en abril se reclamó la realización de un estudio para la rehabilitación. Solicitaron las ayudas a Ensanche 21, y la posibilidad de recibirlas por anticipado. Petición que se denegó, pero en su lugar el Ayuntamiento amplió el plazo de presentación del proyecto hasta el 2 de diciembre "sin venir a revisar la estructura".

El 25 de octubre la arquitecto municipal llegó tras la llamada de alerta de un arquitecto que había acudido a valorar la reforma: "Asumimos que tenemos un fallo en la estructura, queremos arreglarlo, pero el coste económico es inasumible. Se nos niegan las ayudas de antemano y el Ayuntamiento no nos ofrece ninguna solución".

Además aseguran que el informe municipal de desalojo "es muy flojo porque la inspección se hizo con la luz del móvil, y sin escalera para ver estado de las vigas. Creemos que es desproporcionada la medida y se podía haber hecho un informe más concreto y más técnico".

  • Descoordinación

Repecto a las Urgencias Sociales los vecinos denuncian que cuando acudieron al Campillo las trabajadoras sociales de base no habían sido avisadas. Además asegura que tanto el concejal de Asuntos Sociales como la de Urbanismo les prometieron una ayuda y una solución.

Finalmente la propuesta es abandonar el miércoles los hoteles y recibir una ayuda de 250€ mensuales para el pago del alquiler. También negociarán con los bancos un año de carencia en la hipoteca.

  • Candados

Los vecinos también denuncian la actitud de Policía Local, que les obligó a entregar las llaves de los candados que ellos mismos colocaron en los portales para evitar la entrada de okupas a sus viviendas. "Se nos quitaron las llaves y no entendemos por qué no están en nuestro poder. Es nuestra propiedad privada y nadie nos garantiza que estén guardados en Agirrelanda".