Se acabó el sueño de la Euroleague para el Baskonia

9 abril, 2015

Baskonia no pudo aprovechar la derrota del Efes y se despidió de la Euroliga al caer en Málaga en un partido donde fue por detrás de principio a fin y nunca se encontró cómodo. La “final” comenzaba con Unicaja centrado y las defensas colapsando los ataques. La envergadura del plantel malagueño dificultaba la circulación de […]

Baskonia no pudo aprovechar la derrota del Efes y se despidió de la Euroliga al caer en Málaga en un partido donde fue por detrás de principio a fin y nunca se encontró cómodo.

La “final” comenzaba con Unicaja centrado y las defensas colapsando los ataques. La envergadura del plantel malagueño dificultaba la circulación de balón baskonista que sólo encontraba camino a canasta cuando conseguía correr (8-5, min4).

El partido avanzaba con dominio verde que poco a poco se sacudía Laboral Kutxa (12-12, min7) pese a que no se lograba anotar con regularidad. Con las segundas unidades entrando en acción el primer periodo moría con ventaja local (20-16) y la clara sensación de que para sacar el billete hacia el TOP8 iba hacer falta emplearse a fondo.

No arrancó mejor el segundo periodo. James era maniatado por la defensa de Plaza y Unicaja abría brecha (25-17). Las canastas visitantes llegaban a base de individualismo y el ritmo seguía impuesto por Granger y cia, hasta que un par de rápidas transiciones finiquitadas por Causeur cambiaban algo la dinámica y otorgaban confianza al bando de Ibon Navarro que igualaba el encuentro (30-28,min15). El escolta francés se convertía en el faro ofensivo de un Laboral Kutxa huérfano de ideas en su juego de ataque mientras el rival mostraba más orden y argumentos logrando volver a estirar el electrónico (40-31) y marchándose al vestuario con un favorable y merecido 43-36.

Los dos equipos salieron del vestuario dispuestos a ofrecer su mejor repertorio y Granger se convertió en el “mariscal” del partido. Baskonia parecía encontrar en este ritmo la manera de sumar con fluidez pero Unicaja replicaba y ponía la diferencia en diez (54-44, min24). El acierto andaluz desquiciaba a Laboral Kutxa que caía en la precipitación y el partido amenazaba con romperse.

Ibon buscaba la manera de frenar la sangría sacando a sus hombres de mayor confianza y la ventaja se estabilizaba en torno a la decena pero contra un equipo local que remaba a favor de corriente y sin presión desplegando su mejor baloncesto ante un Baskonia atenazado. 71-59 con un cuarto por jugarse a todo o nada y siguió sin salir nada. 10-4 de salida y partido casi sentenciado.

Baskonia no dejó de intentarlo en ningún momento, no se puede negar, pero el equipo hoy fue inferior a su rival durante los 40 minutos y terminó diciendo adiós a la Euroliga al caer por 93-84.

Se acabó la andadura europea con regusto agridulce. El equipo ha competido de tú a tú durante todo el TOP16 y es para estar satisfechos pero queda un regusto amargo. Amargo porque en momentos puentuales no ha sabido rematar partidos, y por lo cerca que se ha tenido una clasificación que hubiera sido importante no sólo a nivel deportivo.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad