Similar Interests

22 febrero, 2013

“Si nos han dado un premio ahora hay que demostrar que nos lo merecemos”, asegura Alison,componente de Similar Interests, grupo alavés que acaba de llevarse el Concurso de Maquetas. Alison es una de las tres patas del grupo, junto a Víctor e Igor. Sus voces, acompañadas por las guitarras y el acordeón o el piano, […]


“Si nos han dado un premio ahora hay que demostrar que nos lo merecemos”, asegura Alison,componente de Similar Interests, grupo alavés que acaba de llevarse el Concurso de Maquetas. Alison es una de las tres patas del grupo, junto a Víctor e Igor. Sus voces, acompañadas por las guitarras y el acordeón o el piano, han sido merecedoras del título este otoño.

La gala final tuvo lugar hace apenas dos semanas en Jimmy Jazz: “Nos parecía un honor estar allí, con grupos con mucha calidad y profesionalidad, con grupos que, sin embargo no tenían grandes experiencias en dar muchos conciertos”. Ellos no llegaron a verse en ningún caso los ganadores, pero supieron disfrutar del momento sobre el escenario.

El premio se traduce en un cheque de 6.000 euros y en “muchos halagos”. “Es una gozada ser reconocidos por algo”, asegura Ali. “Lo importante es que a nosotros nos guste, pero ya el hecho de que un jurado te dé como ganador es un estímulo más y porque, lo que hemos hecho, parece que gusta”, añade Víctor. “Es la ilusión, nos da la fuerza justa para seguir motivados y hacer lo que nos gusta” concluye Igor.

Similar Interests surgió en una quedada de músicos, organizada por Ali y en la que participó Igor. Igor ya tenía experiencia en algún grupo anterior, pero para Ali la música era tan sólo un entretenimiento: “En la familia siempre tocábamos juntos; en lugar de jugar al monopoly cantábamos”.

Esa quedada a la que acudió Igor y algunos músicos más, tuvo lugar en mayo de 2011. Ahí fue cuando Igor consiguió convencer a Ali para intentar crear un dúo: “Tras escuchar su voz conseguí que pudiésemos hacer algo juntos, y ahí empezamos como dúo”. Ambos tenían ya temas propios, que fueron integrando y perfeccionando para dar forma a una primera maqueta del dúo Similar Interests. Maqueta que presentaron hace dos años al mismo concurso que ahora han ganado.

La llegada de Víctor se produjo de manera progresiva unos meses después. Fue Ali quien, en un primer encuentro festivo, propuso su integración, para añadir un nuevo instrumento y una voz. El acordeón primero, y el piano después, permitieron a Similar Interests adquirir el sonido que puede escucharse ahora en sus conciertos.  Víctor había tocado en grupos como Sokaire, de aires folk. Tras las primeras pruebas Ali e Igor llegaron a la conclusión de que tres eran mejor que dos: “Tuvimos una fase de intentar mantener el formato dúo porque nos gusta el rollo acústico de dos guitarras y dos voces, pero cuando estábamos los dos solos tocando escuchaba ya en mi cabeza el piano y los coros de Víctor”.

Víctor es, además, el único de los componentes con formación musical, y por ello él siempre “tiene la última palabra en temas de musicalidad”. Aún así el proceso de composición de temas es colegiado. Los tres ofrecen sus propuestas, que poco a poco van adaptando de forma conjunta. “Cada tema es una canción Similar Interests, en la que cada uno aporta lo que cree que sabe”.

A comienzos de año tuvieron un pequeño parón que les sirvió para coger fuerzas. “Volvimos todos con canciones nuevas para poder integrar y darles forma; hicimos una especie de catarsis”. Una de las claves del grupo es, según ellos mismos, que entre ellos no hay secretos: “Nos contamos todo: compartimos una letra y para saber completamente qué significa hay que abrir el corazón y los sentimientos”.

Respecto a los temas que componen, Víctor reconoce: “A veces pecamos de estar en la agonía. Pero nos inspira el dolor y el pasarlo mal. Somos nostálgicos. Por eso a veces decimos que tenemos que hacer algo alegre, pero nos cuesta hacerlo”.

Similar Interest cuenta con 17 canciones trabajadas y cerca de medio centenar en la nevera. En cualquier caso sus componentes inciden en que se encuentran en plena evolución: “Puedes ir a un concierto y al día siguiente la canción ha evolucionado, con otro ritmo; estamos siempre en plena experimentación”.

Ali no puede evidentemente olvidar el inglés en los temas, un estilo musical no muy abundante en Vitoria. “Hay gente que no se entera de la letra pero aveces me dicen: ‘No he entendido, pero da igual Aly porque se sabe que estás cantando algo muy profundo’; la música refleja la letra de alguna manera, así que tampoco hace falta que se entienda todo”.

 

Igor tiene claro cuál es su próximo objetivo: “Queremos tocar en la calle; es algo que se hace en muchas grandes ciudades y eso es lo que nos apetece”.  Aunque sus ensayos tienen lugar generalmente en casa de Víctor, en más de una ocasión han ensayado en terrazas de bares, de forma improvisada en la calle. Su próximo concierto confirmado será el 8 de diciembre en Green Bay a las 19:30.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad