Solidaridad desde Vitoria contra la violencia hacia mujeres y niñas

20 junio, 2024

Solidaridad Internacional, Haaly Pular y Colombia-Euskadi promueven el derecho de las mujeres y niñas a una vida sin violencias desde la protección y la educación

El acceso a la educación es un derecho universal. En Vitoria-Gasteiz este derecho está garantizado, pero en el mundo, más de 42 millones de niñas y mujeres no tienen esta oportunidad. En países como Guatemala, Guinea Conakry y Colombia, la violencia y la falta de acceso a la escuela son realidades cotidianas.

Organizaciones locales como Solidaridad Internacional, Haaly Pular y Colombia-Euskadi trabajan desde nuestras calles para cambiar esta realidad. Su objetivo es claro: proteger y educar para construir un futuro más justo y seguro para todas.

¿Qué proyectos realizan?

Solidaridad Internacional en Guatemala

Trabajan por una vida libre de violencias para las mujeres y las niñas en Guatemala junto con la socia local AMLUDI. Evangelina Samines, trabajadora social del Centro de Atención Integral para Mujeres (CAIMUS), ha visitado Vitoria-Gasteiz este año para compartir su experiencia: ”El problema de la violencia contra las mujeres va en aumento”.

"De enero a diciembre de 2023, atendimos a 156 mujeres, de las cuales 129 eran indígenas de diversas comunidades de San Lucas Tolimán. Además, brindamos atención diferenciada a 62 hijos e hijas”, expresa.

Samines destaca que su equipo sigue los principios de la cosmovisión Maya, que incluyen respeto por la cultura, empatía, escucha activa y confidencialidad. "La atención se brinda en el idioma de la superviviente, lo que es crucial para generar confianza y comprensión", destaca.

Haaly Pular

Haaly Pular Vitoria se enfoca principalmente en Guinea Conakry, mejorando las condiciones de vida a través de la educación, la salud y el apoyo humanitario.

Esta asociación trabaja para crear un mundo donde la educación cambie vidas. Su objetivo es un futuro justo y próspero para todos. Invierten en educación y promueven la igualdad, la diversidad y la solidaridad. 

Haaly Pular Vitoria trabaja en proyectos de cooperación con África, sobre todo en Guinea Conakry

Además, protegen los derechos humanos de las personas más vulnerables, tanto en su comunidad como en otros países. En todos sus proyectos integran la igualdad de género. Quieren que mujeres y hombres participen por igual en todos los aspectos de la vida.

En Vitoria-Gasteiz, Haaly Pular llega a jóvenes con ganas de ayudar. Es el caso de Aitor Pérez de Mendiola, un vitoriano de 25 años que participó en un proyecto en Guinea.

Allí, impartió formación sobre feminismo, estereotipos y roles de género. “También nos enfocamos en el empoderamiento de las mujeres, lo cual es vital para su desarrollo personal y comunitario", expresa este joven.

En el proyecto le acompañó Aida Melón, de 23 años y originaria de San Sebastián. Gracias a una beca del Gobierno vasco, colaboró, junto con Aitor, en un proyecto que promueve la escolarización de los niños y niñas.

“Construimos una escuela y realizamos actividades de sensibilización sobre género. La alfabetización ha sido muy bien recibida; la gente aquí se ha dado cuenta de la importancia de la educación", comenta Aida.

Colombia-Euskadi

La población colombiana es la principal comunidad extranjera de Vitoria-Gasteiz. En total, 5.408 personas de nacionalidad colombiana viven en la capital alavesa.

La asociación Colombia-Euskadi tiene un fuerte lazo con dicha comunidad. Trabajan junto a la Fundación Yapawayra en Colombia para ayudar a mujeres y niñas a vivir sin violencia. Ofrecen apoyo jurídico y psicosocial, empoderamiento económico y formación para prevenir la re-victimización.

Colombia-Euskadi impulsa desde Euskadi la cooperación al desarrollo en las zonas más desfavorecidas de Colombia

La asociación nació en 2004 para estrechar lazos de amistad entre Colombia y Euskadi, pero también para difundir en Euskadi el folclore, la cultura y la historia de Colombia. También impulsan desde Euskadi la cooperación al desarrollo en las zonas más desfavorecidas de Colombia.

Una de las mujeres supervivientes de violencia machista expresa que su situación en casa era insostenible. “En Yapawayra encontré apoyo psicológico y legal, lo que ha sido fundamental para superar mi situación”, comenta.

Liceth Quevedo, otra superviviente, explica que en la asociación tiene un espacio para meditar y sanar heridas: “El acompañamiento psicosocial me ha dado la fuerza para seguir adelante. También me han dado garantías para abrirme y tratar de sanar y mejorar".

Asociación Colombia-Euskadi

Yapawayra también proporciona un espacio seguro para los hijos e hijas de mujeres maltratadas: el Atelier de Sueños. Allí reciben atención psicosocial desde un enfoque lúdico.

Para Ashly Nicol Rojas, el acompañamiento de la asociación ha sido fundamental: “Me ha ayudado a controlar mi mal genio y a tener una mejor convivencia con mi familia. Antes tenía mucha rabia”.

Apoyo a personas trans

Este apoyo no se limita a una sola situación, ya que las personas transgénero también reciben atención integral.

Es el caso de Sky Gutiérrez, una persona trans participante del programa. "Lo primero que hice en mi proceso fueron las citas con la psicóloga. Allí confirmé que estaba segura de hacer mi cambio. Ha sido muy importante el acompañamiento de Yapawayra”.

Ginna Katherin Mejía, otra participante trans, destacó que desde Yapawayra se reconoce “la humanidad de poder transitar hacia otras identidades, con responsabilidad y acompañamiento eficaz".

solidaridad vitoria violencia mujeres

Yapawayra entiende que la independencia económica es fundamental para romper el círculo de violencia que sufren las mujeres. Por eso, facilitan los recursos necesarios para que ellas puedan crear sus propios negocios y seguir adelante con sus vidas.

Ángela Buitraco, víctima de violencia machista, pudo sacar adelante su proyecto con ayuda de todo el equipo. “Me dieron el presupuesto para cocheras, cerdos y comida. Aunque no haya una figura paterna, lo mejor es saber que una puede hacer las cosas, continuar hacia adelante y ver que hay otra salida”, expresa.

Colombia-Euskadi

Un futuro sin violencia

Desde Vitoria-Gasteiz, estas organizaciones colaboran activamente para crear un futuro más justo y seguro. Apoyan iniciativas que fomentan la igualdad de género, la educación y el empoderamiento económico.

Su objetivo es transformar comunidades y ofrecer a las mujeres y niñas una vida libre de violencia, asegurando así un entorno donde todos puedan vivir con dignidad.