¿Choca el soterramiento de América Latina contra la movilidad sostenible?

4 febrero, 2021

Elkarrekin cree que el proyecto es "inalcanzable a medio plazo" y pide para la zona "soluciones basadas en la movilidad sostenible"

Elkarrekin pide otras alternativas para el soterramiento de América Latina. Para este grupo municipal el proyecto supone una "incoherencia ecosocial", y consideran que choca contra los principios de la movilidad sostenible de la ciudad. Estos principios están basados en la "promoción de los desplazamientos a pie, en transporte público, de los modos no motorizados y en la disuasión del uso del automóvil privado".

Además, creen que los 34 millones que cuesta el proyecto son "inasumibles" para el Ayuntamiento, por lo que el soterramiento es "inalcanzable en el medio plazo". Elkarrekin ha registrado una moción en el pleno del Ayuntamiento para presentar sus alternativas. “La solución debe pasar por disminuir el flujo de coches, no por favorecerlo construyendo autovías subterráneas”, aseguran.

"Los tiempos de espera no justifican el proyecto"

Los tiempos de espera de 4 a 6 minutos en los momentos de mayor congestión según un análisis del tráfico en la rotonda. Para Elkarrekin, estos tiempos "no justifican en ningún caso el proyecto de soterramiento". Por lo tanto, piden alternativas que partan del "análisis global del tráfico en las vías urbanas considerando como política base el Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público”.

soterramiento américa latina

Esas alternativas tendrían como principales puntos de actuación un plan de transporte público a los polígonos industriales y medidas legislativas para incentivar el transporte público a los centros de trabajo. También proponen "invertir en las medidas contempladas en el propio Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público para que reducir el tráfico de vehículo privado". De esta manera se solucionarían los puntos conflictivos actuales, en opinión de Elkarrekin.

Soterramiento de América Latina

A comienzos de este 2021 y tras varios meses de estudios, ETS rescató la propuesta de 2011 para soterrar la rotonda de América Latina. Sin embargo, el Ayuntamiento no ve la oportunidad de realizar esta obra por su coste. Soterrar América Latina es complicado por una cuestión principal: el colector de aguas residuales, la principal tubería de Vitoria-Gasteiz, pasa por esta rotonda. La obra obligaría a derivar las canalizaciones, y esto encarece aún más la reforma, que el estudio del Gobierno Vasco ha calculado en más de 30 millones de euros. Una cuantía para la que el Ayuntamiento no ha presupuestado dinero.

Pese a su dificultad, esta obra es una de las prioridades de los vitorianos según una encuesta del propio Ayuntamiento en 2020. Esta encuesta señala que el 70% de los vitorianos ven necesario el soterramiento de América Latina, frente al 46% que veían necesario el BEI.

La mayoría de los vitorianos reclaman el soterramiento de América Latina, y el Gobierno Vasco presenta una propuesta muy similar a la de 2011