Soy Baskonia

28 mayo, 2014

Este jueves arranca el Playoff 2014 para el Laboral Kutxa. Sí, sí han oído bien, el Playoff. Esas eliminatorias "a vida o muerte" donde el más poderoso levanta el título para el que se trabaja durante casi diez meses y que Baskonia ha logrado ganar no hace tanto tiempo. Decimos esto porque desde el entorno y […]

20140528-195722-71842805.jpgEste jueves arranca el Playoff 2014 para el Laboral Kutxa. Sí, sí han oído bien, el Playoff. Esas eliminatorias "a vida o muerte" donde el más poderoso levanta el título para el que se trabaja durante casi diez meses y que Baskonia ha logrado ganar no hace tanto tiempo.

Decimos esto porque desde el entorno y se puede decir que desde el propio club, a día de hoy, da la sensación de que los partidos importantes se están jugando en otros terrenos, muy numéricos aunque no de estadísticas precisamente y, realmente, puede que sea así, pero no conviene olvidar que lo que pasa sobre el parqué influye en que algunas puertas se abran o se cierren en un momento de evidente delicada coyuntura económica en el club baskonista pero también de una crisis social que merece el mismo o más tratamiento y atención que la calculadora y las arcas. Desde el club hace ya tiempo que se vienen descuidando importantes detalles o se descuidan desde hace muchos años pero en los tiempos actúales en los que la tecnología domina la sociedad todo sale a la luz con más contundencia y transparencia de lo que a muchos les gustaría, y uno no es de Baskonia o deja de serlo porque la pelotita entre o no entre.

El último y sonado problema viene a causa de la dichosa ampliación de capital que ya tiene imagen y mensaje y que este mismo jueves se presenta (Prigioni y Teletovic bajo el lema "Soy Baskonia"). Prácticamente no ha visto la luz, no se han explicado sus objetivos y sus motivos, aunque todos los sabemos, pero ya ha levantado una importante polémica que ha salpicado a empleados y jugadores, hasta el punto de que el actual entrenador, Sergio Scariolo, se mostró crítico con la situación. Poco afortunado en muchas de sus comparecencias públicas esta temporada, al trasalpino puede que no le falte razón en esta ocasión y que el momento elegido por el club para hacer partícipes a los jugadores de un tema tan delicado como este no haya sido el más acertado pudiendo además enrarecer el ambiente y el día a día de una plantilla que se juega gran parte de la temporada en los próximos días. Precisamente el futuro del italiano en el Laboral Kutxa parece también ligado a estos próximos días. Superar al Barcelona y avanzar a semifinales haría replantearse muchas cosas en las altas esferas del Buesa Arena mientras que una prematura eliminación, a pesar de la entidad del rival, probablemente provocaría un cambio de rumbo y la búsqueda de un nuevo inquilino (al que ya se le intenta poner nombre) para ese banquillo.

En medio de esta tormenta económica y rumorologías, el Baskonia 13/14 arranca en 24 horas los playoffs por el título con una afición desencantada y casi se puede decir que desorientada. Desde el departamento de comunicación del club han sabido definir oportunamente este momento bajo el hashtag #EsLaHora. Sin embargo, el mensaje no está contando con el apoyo y la difusión suficiente y ha pasado prácticamente desapercibido porque en el club hay muchos frentes abiertos y el deportivo es sólo uno más que ahora mismo no parece ser prioritario, lo que conllevará a que no sea la hora más que de una nueva decepción deportiva en un enorme Buesa Arena y que en nada ayudará ni a la ampliación de capital, ni al futuro económico del club, pero que sobre todo en nada ayudará a la identificación de su masa social con un club que sigue con esa teoría del futuro de la que se lanzan pequeños inputs pero nada termina de explicarse bajo el paraguas de la ya famosa "refundación".

Refundar: dícese de reorganizar la estructura para que vuelva a funcionar con normalidad.

Casi nada. Pero...¿por qué Baskonia no funciona con normalidad? Esta es la pregunta del millón. ¿Qué es la normalidad para Baskonia? A caso es ¿ganar títulos y tener un presupuesto de 12 millones de euros? ¿Por que no hay normalidad en el club? ¿Tal vez sea porque se han perdido los valores deportivos o se han perdido valores mucho más importantes que van más allá de lo deportivo? ¿porque no hay un "clavel"? ¿por el oscurantismo de un club que poco a poco se parece más a "Mordor" que a un club con una impagable masa social que cada vez muestra más desapego? ¿porque no se está sabiendo readaptar a las realidad o a los nuevos tiempos? ¿De verdad se quiere abrir el capital del club a los particulares o esos 300€ por acción son para evitar que pequeños accionistas puedan sentirse partícipes? ¿De verdad eres más de Baskonia por implicarte económicamente con un mes de tu sueldo? ...parafraseando a una exitosa campaña de un club futbolero muy de moda en estos tiempos, "Aita, ¿por que somos del Baskonia?"

Muchas preguntas. Ninguna respuesta, aunque mañana habrá una rueda de prensa para intentar aclarar dudas. Por cierto que mañana, sí mañana, empiezan los playoffs y, probablemente, no se llegará lejos porque a nivel deportivo hay equipos muy por encima, pero el gran activo del club, su enorme masa social, empujará como siempre esperando ver lo que le gusta y por lo que son del Baskonia y son el Baskonia. Sí, se irán más contentos a casa si la pelotita entra pero seguro que no se van decepcionados si ven sus colores peleando hasta el final, su territorio proyectado sobre unos valores claros y, de paso, buen baloncesto de élite.

Con ellos cerca del club todo resultará más sencillo pero cuidado porque cada vez son menos.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad