Tánger rehabilitará por fin su palacio en el Casco Viejo

23 febrero, 2016

El Palacio Álava Esquivel mantiene un mal estado de conservación

Reunión entre los alcaldes de Vitoria y Tánger

Reunión entre los alcaldes de Vitoria y Tánger

Tánger por fin ha pagado la deuda que mantenía con el Ayuntamiento de Vitoria por el mantenimiento del Palacio Álava-Esquível, propiedad del consistorio alauí. El alcalde de la ciudad marroquí ha visitado hoy Vitoria y se ha comprometido también a encargar la redacción de un proyecto de rehabilitación integral del edificio del siglo XV ubicado en la calle Herrería para garantizar su mantenimiento en buen estado.

La reunión celebrada en el Ayuntamiento y la posterior visita al palacio se ha desarrollado en un clima de gran cordialidad, según el ayuntamiento vitoriano. Además ha estado precedida por el abono de la deuda que, desde hace años, mantenían los marroquís con Vitoria, y que ascendía a 17.000€. Deuda que surge de las obras de estabilización llevadas a cabo por el Ayuntamiento.

Palacio Alava Esquivel, propiedad de tangerEn el encuentro han participado otros representantes del Ayuntamiento marroquí, así como el cónsul general de Marruecos en Bilbao, Kamal El Mahdaoui. Además de marcar el inicio de la resolución de este conflicto, la reunión también ha servido para estrechar relaciones entre Tánger y Vitoria-Gasteiz. “Ambos hemos mostrado nuestro deseo de intensificar relaciones políticas, sociales, culturales y comerciales. De hecho, nos han invitado para que agentes representativos de estos sectores acudan a la ciudad marroquí para materializar ese deseo”, ha añadido el alcalde de Vitoria-Gasteiz.

  • Dueños

El palacio, construido en 1488, cuenta asimismo con un supuesto reloj apresado a un navío inglés el 25 de junio de 1782. El reloj aún es visible, aunque se encuentra en mal estado de conservación.

El edificio ha tenido numerosos dueños. El último fue el Duque de Tovar Ignacio de Figueroa y Melgar quien, al morir en 1953 sin hijos, legó su herencia al Instituto Norteamericano del Cáncer y, en caso de que renunciara, a la ciudad de Tánger.

Los norteamericanos renunciaron y el Duque de Tovar cedió en 1953 todas sus posesiones al protectorado español. En 1956 se crea el Reino de Marruecos y en 1960 Tánger se integra en él.