Vitoria debate su tasa Amazon para el reparto de compras online

25 enero, 2023

Barcelona activará en marzo esta tasa, que Elkarrekin y el comercio local piden replicar en Vitoria-Gasteiz

Barcelona activará en marzo la llamada Tasa Amazon. Una tasa por la que cobrarán a las grandes multinacionales de comercio digital por el uso de su espacio público. Esta tasa será un impuesto sobre el 1,25% de su facturación en la ciudad condal. Y se aplicará solo a las empresas que facturan más de un millón de euros mediante el comercio online. Es decir: no se verían afectadas pequeñas empresas, a menudo especializadas, con una facturación menor.

Vitoria-Gasteiz y muchas otras ciudades miran con interés a Barcelona, porque la ciudad condal será la primera ciudad que aplique esta medida. Aún falta el trámite definitivo para su aprobación, que se espera para febrero.

paquetes vitoria tasa amazon

El comercio local de Vitoria-Gasteiz y Arabadendak también reclamaron hace unas semanas esta tasa, y ahora es Elkarrekin quien la lleva al Pleno Municipal. Elkarrekin sostiene, al igual que en Barcelona, que esta tasa "apoyará al comercio local y de cercanía".

"La escasa capacidad del tejido comercial local de competir con la amplia oferta de productos, precios y servicios está provocando que los negocios locales agonicen poco a poco. Y al mismo tiempo las empresas globales de distribución crecen exponencialmente al amparo de una regulación fiscal que repercute poco o nada en el municipio", explica Garbiñe Ruiz.

Elkarrekin denuncia la competencia "en desigualdad de condiciones e incluso desleal". Vitoria-Gasteiz ha perdido en la última década 173 establecimientos (-6,2%), pese al fuerte crecimiento urbanístico en este tiempo. Se ha pasado de 2.972 en el año 2011 a 2.799 en el 2022.

La tasa Amazon en Vitoria-Gasteiz

Elkarrekin propone "un gravamen para todas las grandes plataformas y operadoras postales que realizan entregas a domicilio en el municipio, por el uso que hacen del espacio público en su labor de reparto". Y la propuesta es, al igual que en Barcelona, solo para aquellas empresas que facturan más de un millón de euros. Aunque este límite quedará sujeto al posterior debate.

“Se trata de un acto de justicia fiscal a favor de los pequeños negocios frente a multinacionales, contribuyendo a equilibrar la ventaja comparativa del comercio online respecto al comercio tradicional, que paga otros impuestos como el IBI por tener un local físico”, ha manifestado la concejala Garbiñe Ruiz, que defenderá la moción en el pleno del próximo 17 de febrero.

Elkarrekin propone sinergias entre comercio local y plataformas para que aumenten los puntos de recogida

La tasa persigue a su vez "contribuir a un cambio de hábitos hacia el comercio de proximidad y generar pautas de consumo más responsable y sostenible".

Además, apuesta por fomentar los ‘puntos de recogida’ de estas plataformas en comercios locales. Así, se evita la excesiva presencia de vehículos de reparto y se acerca a los clientes del comercio online hasta comercios tradicionales. Estos puntos de recogida existen desde hace años, aunque no siempre existe la posibilidad de enviar y recoger los pedidos en estos puntos.

“Creemos que un impuesto sobre las ventas online estimulará las compras físicas, reduciendo los repartos masivos que se registran actualmente en nuestras calles”, ha recalcado la concejala Garbiñe Ruiz.