Tendrá que ser el viernes

10 abril, 2013

El Caja Laboral cayó en el primer partido de la serie de cuartos de final de la Euroliga

El Caja Laboral cayó en el primer partido de la serie de cuartos de final de la Euroliga, celebrado esta tarde en Moscú, por un claro 89-78 en un partido sin mucha historia.

chapuTabak salió con todo. Cook-San Emeterio-Nocioni-Bjelica-Lampe en un quinteto poco habitual pero que ponía de manifiesto la importancia del comienzo del choque. Los moscovitas, liderados por el talento y clarivencia en la visión de juego de un Teodosic que cuando está "de que sí" es sencillamente genial, pusieron rápidamente la primera ventaja peligrosa (15-6). Tabak llamó al orden a sus hombres pero el peligro era evidente. Con la primera unidad en cancha Baskonia salía mal parado del primer asalto, mientras Messina rotaba a sus interiores sin que su rendimiento bajara. La entrada de Causeur y Miljko vino bien y la ventaja se estabilizó en torno a los 7-8 puntos pese a la capacidad anotadora del conjunto ruso (26-19, min 10).

En el segundo parcial, CSKA siguió con su ofensiva mientras a Caja Laboral le costaba más anotar. Causeur daba oxígeno con sus canastas pero los de Messina penalizaban cualquier error en el balance defensivo baskonista y la ventaja seguía aumentando (36-25, min14). El partido entró entonces en una fase de intercambio de canastas (Jelinek-Kaun-Lampe-Papaloukas). Precisamente, el base heleno marcaba la diferencia superando facilmente a Heurtel y encontrando siempre la continuación de un pivot ruso. Al término del segundo periodo la diferencia en el electrónico hablaba de lo que se había visto sobre la cancha (50-35).

Tras el paso por los vestuarios Baskonia no dejó de intentarlo pero vivió penalizado por su escaso acierto en el tiro exterior. Liderado por un envalentonado Milko Bjelica el equipo trabajó para bajar de la barrera de los diez pero CSKA siempre encontraba una respuesta. Los bloqueos funcionaban en el ataque ruso y los pivots castigaban una y otra vez la endeble defensa baskonista, que pese a todo no se marchaba nunca del partido a la espera de que sus hombres importantes dieran un paso adelante (73-60). Sin embargo, fueron los lideres del conjunto de Messina los que aparecieron para con sendos triples de Teodosic y Weems terminar de reventar el partido (79-60). La peor noticia, no obstante, vino pocos instantes antes al lastimarse San Emeterio su brazo izquierdo al penetrar a canasta y marcharse al banquillo para el resto del partido. Los últimos seis-siete minutos no tuvieron mayor historia y el CSKA puso el 1-0 en la serie al terminar venciendo por 89-78.

El viernes segundo capítulo. Las sensaciones no han sido buenas en el primer partido pero esto es muy largo aunque volver de Rusia con un 2-0 sería convertir la eliminatoria en una "Misión imposible".

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad