Advertisement
Advertisement

Vitoria deja a la Zapa sin terrazas 'por unos centímetros'

25 marzo, 2021

El consistorio les deniega la instalación de terrazas por no cumplir con la normativa

Los bares de la Zapa se ahogan. La pandemia y las medidas decretadas por el Gobierno vasco están afectando de forma directa a los hosteleros, que se han tenido que reinventar para poder subsistir. Hace apenas uno días inauguraban una ruta de pintxos con la intención de dinamizar la zona durante el día, pero la negativa por parte del Ayuntamiento de instalar terrazas hace que miren al verano con preocupación.

El reglamento dice que si un bar quiere poner una terraza en el Casco Viejo, deben quedar 4 metros libres para que puedan pasar vehículos de emergencia. Según los hosteleros, la zona más estrecha de la calle Zapatería mide 4,20 metros. "Solo pedimos que nos dejen poner alguna mesa pequeña con taburetes altos pegadas a la fachada, sin molestar. Así pasarían los vehículos", reclama Fernando, propietario de El Abuelo y el Óxido.

zapa-terrazas

Muy pocos bares de la Zapa tienen licencia de terraza, solo en los tramos más anchos de la calle

En la tramitación no se analiza cada caso de forma individual

Denuncia que el consistorio no se fija en la situación individual de cada local: "En otras calles del casco viejo hay zonas donde la calle mide 5 metros y se instalan mesas de 70cm con cuatro sillas a ambos lados de la calle. Hay muchos bares unos enfrente de otros, por lo que no se cumplen los 4 metros libres". Fernando puntualiza que "no queremos que quiten la licencia a otros hosteleros, pero sí que sea la misma vara de medir para todos".

terrazas-kutxi-vitoria

En otras calles del casco viejo coinciden dos bares con terraza, uno frente a otro.

Explica que con la pandemia y llegada del buen tiempo, la gente no quiere entrar dentro de los locales. "Si tuviéramos alguna mesita fuera podríamos salvar el verano. Nuestra petición es solo para poder subsistir, vemos el verano muy difícil si no", dice. Describe cómo en otros puntos de la ciudad, el Ayuntamiento ha facilitado plazas de aparcamiento para instalar terrazas: "Nos da la sensación de que pasan de nosotros y que a otros se les dan muchas más facilidades".

Por el momento son 8 los bares de Zapa a los que se les ha denegado la terraza. "Yo he podido poner unas mesas en El Abuelo gracias a los comerciantes del cantón, que me han cedido el espacio", cuenta Fernando. "Solo pedimos al Ayuntamiento que nos escuche, que nos reciba y que nos faciliten las cosas. Nos piden que cumplamos con todas las medidas sanitarias, pero los bares de Zapa son muy pequeños, sin mesas fuera no vamos a poder sobrevivir al verano", se lamenta.