Las tiendas de fotos de Vitoria se quedan en negativo

| 3 abril, 2021

La digitalización y las nuevas tecnologías han hecho que muchos fotógrafos gasteiztarras cambien su estudio a pie de calle por una oficina

“Tus fotos de carnet al momento”, “Revelados en 24 horas”, o “2×1 en todas tus fotos” son algunos de los mensajes que se podían leer en los escaparates de las tiendas de fotografía que durante décadas han proliferado en las calles gasteiztarras. Hoy la imagen es completamente diferente, muchos de aquellos fotógrafos se han jubilado, han cerrado sus negocios o se han trasladado a una oficina. Ya no compensa tener el negocio a pie de calle.

Joxean, de Zuribeltz, es uno de los fotógrafos que han cambiado su tienda de toda la vida por una oficina. Las redes sociales son ahora su escaparate. “No hay más que ver la ciudad, hace 15 años había más de 30 estudios y ahora no llegan a 10“, afirma.

zuribeltz-fotografo-vitoria

Joxean está sacándose la licencia para volar drones./Zuribeltz

Cuenta que la digitalización ha ido “matando el negocio” y la demanda de fotos profesionales ha descendido. Internet tampoco le ha hecho ningún favor, “los revelados se realizan online y todo se compra ya por Amazon“. Hace dos años trasladó su negocio al edificio Opera: “Decidí cambiarme a una oficina para poder hacer más cosas. Ahora estoy sacándome la licencia para volar drones y para impartir cursos de fotografía”.

Aunque ya lleva 30 años en el negocio, aún le quedan 11 para retirarse: “No creo que me jubile siendo fotógrafo exclusivamente, tendré que acompañarlo con otros trabajos o buscar una especialización”. De hecho, cree que esa será la forma de subsistir de los fotógrafos: especializarse en un tipo concreto de fotografía.

La herida de la digitalización


Javier Agote abrió su estudio de fotografía en el año 80 en la calle Domingo Beltrán y se trasladó a Jacinto Benavente en 2004: “Antiguamente no había otra manera de ver las fotos que no fuese revelándolas, así que acudía cantidad de gente a la tienda. Además, para todo se contrataba un profesional, ya fueran fotos de carnet, de empresa, comuniones o bodas. Con la digitalización, cualquiera con una cámara o móvil hace fotos y ya ni se revelan. Por no hablar de las fotos de carnet, que ahora te las hacen en la propia administración gratis”.

javier-agote-fotografo

Javier Agote llegó a realizar hasta 30 reportajes de boda al año./ Javier Agote

En su caso, afirma que no le ha tocado apenas reinventarse, ya que desde el principio se dedicó a la fotografía industrial e institucional. “En los últimos años sí que amplié mi oferta y hacía muchas bodas, pero también hubo un bajón terrible. Pasé de hacer 30 bodas al año a 10“.

A finales de 2019, 3 meses antes de la pandemia, Javier cumplió 65 años y se jubiló: “Llegó en el mejor momento. Los ingresos cada vez eran menores y me libré por los pelos de la crisis generada por el coronavirus. Imagino que los profesionales que quedan lo tienen que estar pasando fatal”.

Internet como escaparate


Otro profesional que ha dejado su estudio a pie de calle es Jon Usual. Desde que comenzó en la fotografía hace 20 años, se ha cambiado de local en hasta cinco ocasiones: “Me he ido adaptando a las necesidades. Comencé con una tienda, luego me pasé a un estudio, lo cambie por una oficina y ahora mi escaparate es Internet”.

jon-usual-fotografo-vitoria

Fotografía retrato a Gorka Aguinagalde. /Jon Usual

Afirma que el concepto de fotógrafo ha cambiado y que ya no se valora igual. “Ahora vale más tener una buena imagen en redes sociales que el trabajo que tú hagas. La gente joven busca un fotógrafo con el que hagan match. Alguien moderno, hípster y tatuado tiene más tirón que un fotógrafo de 50 años con mucha más experiencia. Yo vendo mi trabajo, no mi imagen”, cuenta.

El boom de las redes sociales y el fácil acceso a la tecnología han democratizado la fotografía. “Actualmente hay una diarrea visual en internet. Hay millones de fotos y llega un momento en que la gente no sabe diferenciar las buenas de las malas, parece que todo son ‘fotones’. Esto está acabando con el fotógrafo profesional”, afirma.

jon-usua-fotografo-celedon

Jon Usual realiza fotografía social, institucional y de empresa./ Jon Usual

Al igual que Jon y Joxean, Quintas también han cambiado su local a pie de calle por una oficina, tras décadas en la Plaza Santa Bárbara. Otros fotógrafos como Enrique Martín o L&P han decidido jubilarse y echar el cierre para siempre.

Jon se muestra pesimista con el futuro de la profesión, “no le doy más de cinco años“, dice. “Llevo 20 años intentando dignificar nuestro trabajo pero cada vez pierde más valor. La fotografía, a día de hoy, como profesión para mantener una familia, no da”.


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Emilio dice:

    es asi , se llama transformacion digital , o evoluccion , pero que no se crean los unicos , miren los videoclubs ,o cualquier comercio , vamos directos a tener una vida mas digital esto va crear muchas oportunidades , youtubers, streamers .e comerce , industria 4.0 pero otras cosas van a morir.
    Mi apuesta es que las TV publicas y privadas caeran tambien cuando pasen unos años y los actuales consumidores ya no esten , los adolescentes de hoy no las ven. es todo internet .
    adaptarse o morir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

gasteiz hoy

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.