Trikoma

22 enero, 2013

Hace ya dos años que estos jóvenes de entre 15 y 18 años comenzaron a dar sus primeros pasos en el mundo de la Música. Trikoma se ha consolidado desde entonces como un grupo emergente, formado ahora por seis miembros tras la marcha de Gaspar a Argentina. Trikoma, que mezcla el Skay el Reggae en […]


Hace ya dos años que estos jóvenes de entre 15 y 18 años comenzaron a dar sus primeros pasos en el mundo de la Música. Trikoma se ha consolidado desde entonces como un grupo emergente, formado ahora por seis miembros tras la marcha de Gaspar a Argentina.

Trikoma, que mezcla el Skay el Reggae en sus canciones, ensayan todos los domingos en su local de Maeztu, y se encuentra ahora mismo preparando una maqueta, que también editan en Vírgala, otra localidad de la montaña alavesa.

Han dejado de momento aparcados los conciertos porque prefieren centrarse en la grabación de la maqueta. Y hasta ahora dependían de sus padres o amigos para poder desplazarse. Ahora Oscar está a punto de sacarse el carnet y las cosas comenzarán a cambiar.

En sus conciertos se pueden escuchar versiones de distintos grupos, pero también sus propios temas. Por ahora han creado siete composiciones, pero seguirán trabajando en este sentido “El cuerpo te pide siempre hacer algo nuevo”.

Tras la marcha de Gaspar son seis los componentes del grupo que buscan seguir al pie del cañón. Jazz, Arrate, Mikel, Oihane y Peio, seis conocidos de la Llanada Alavesa que han ayudado a conformar un grupo joven pero con un recorrido intenso a lo largo de 2013.

¿Ser más joven hace que no te valoren? “Hay sitios en los que les importa sólo la música y no quién toca, pero sí que nos ha pasado en otros sitios en los que han pensado: ‘como son críos con pagarles una cena ya está.”. “La música hay que valorarla; da igual quién la toque si tú valoras qué es la música no debería ser así”.

En sus temas destaca una base de Ska y Reggae, acompañada por toques de funky y jazz: “Es lo que sale de nosotros”.

Sus últimos conciertos, al margen de la despedida de Gaspar durante La Blanca, se concentran principalmente en la Llanada Alavesa y en la Montaña, en diversas localidades del territorio.

Aunque ahora están en un pequeño parón con sus directos, ellos tienen claro que buscan mezclar canciones propias con versiones. “Hay muchas canciones que están hechas para que sean versionadas y la gente siga tocando”.

Entre sus últimas actuaciones guardan en el recuerdo el concierto que ofrecieron junto a Gatillazo, y a su líder Evaristo. De momento, y a la espera de nuevos éxitos, cuentan con orgullo esa anéctoda, en la que Evaristo les permitió y les animó a tocar más allá de los 30 minutos que les permitía el Ayuntamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad