Advertisement
Advertisement

Ingresa por un trombo una de las 180.000 personas vascas vacunadas con Astra Zeneca

28 abril, 2021

Una trabajadora del Servicio de Ayuda a Domicilio ha sufrido un trombo tras ser vacunada

Una trabajadora de 55 años del Servicio de Ayuda a Domicilio de Álava se encuentra ahora mismo en coma inducido en el Hospital Universitario Araba. El Departamento de Salud ha confirmado que la mujer ha sufrido un trombo. La mujer recibió la vacuna de Astra Zeneca el pasado 5 de abril, y notó los primeros síntomas 13 días después.

La familia ha confirmado a Gasteiz Hoy que no contaba con ninguna patología hematológica previa. Acudió a Urgencias con dolores fuertes en abdomen, pecho y cabeza, pero no se detectó ningún posible trombo. Tampoco en una segunda visita a Urgencias al día siguiente. Fue cuatro días después cuando una ambulancia la recogió en su domicilio tras sufrir un trombo de madrugada. En ese momento la mujer se encontraba consciente, informan los familiares.

La familia, que ha agradecido la atención profesional de los sanitarios, sí pide que "se revisen los protocolos de actuación ante personas vacunadas que refieran un cuadro clínico tan acorde a los efectos secundarios de la vacunación".

Por el momento Osakidetza no ha ofrecido más datos. El Diputado General de Álava ha confirmado este hecho, ya que la ingresada es una trabajadora del Servicio de Ayuda a Domicilio: "No disponemos de más información que permita vincular la vacuna con el trombo. Esa es la única información de la que disponemos. El hecho de que, efectivamente, fue vacunada, y ha tenido un trombo posteriormente".

Según Osakidetza existe una "sospecha de un acontecimiento adverso grave asociado a la vacunación con AstraZeneca". La posibilidad de trombos por la vacunación de Astra Zeneca está en estudio, aunque en casos muy extraordinarios. Euskadi ha vacunado a casi 180.000 personas con Astra Zeneca y hasta el momento no había notificado ningún episodio de este tipo.

La OMS sostiene, respecto a los posibles trombos por Astra Zeneca: "La vacunación contra la COVID-19 no conlleva una reducción de las enfermedades ni de las muertes por otras causas. Se sabe que los eventos tromboembólicos son frecuentes. El tromboembolismo venoso es la tercera enfermedad cardiovascular más común en todo el mundo. En las campañas masivas de vacunación es habitual que los países comuniquen posibles eventos adversos tras la inmunización. Eso no significa necesariamente que los eventos estén relacionados con la vacunación en sí, aunque es una buena práctica investigarlos". Todas las instituciones sanitarias insisten en que "los beneficios de la vacuna de Astra Zeneca son mayores que sus riesgos".

Actualmente se han administrado en Euskadi 738.772 vacunas, de las que casi 180.000 son de Astra Zeneca. Otras 507.000 de Pfizer, 45.000 de Moderna y 6.500 de Janssen.