La reforma de las tuberías de San Martín acabará "en los próximos días"

2 febrero, 2018

La obra se inició en 2015 y ha sido un continuo objeto de polémica

La reforma de las tuberías de San Martín finalizará "en los próximos días", según el alcalde Gorka Urtaran. La obra consiste en el cambio completo de la red de tuberías de este barrio, con una extensión de 10 kilómetros. A falta de unos remates finales (cerrar agujeros y reponer baldosas), la fecha final de la reforma dependerá de la climatología. Si la nieve no aumenta en los próximos días estará finalizada.

Las tuberías de San Martín retiradas estaban compuestas de fibrocemento, un material que no es el idóneo para el uso de estas estructuras.  Los nuevos materiales tienen un mejor comportamiento hidráulico. También mejorarán el servicio de presión del agua. Esta red cuenta con tuberías desde 100 hasta 400 milímetros.

Esta obra ha causado polémica por su duración. Se inició en 2015 con la previsión de estar acabada en 15 meses. Sin embargo, se detuvo por la quiebra de la empresa contratada para el servicio. Las calles en las que se actuó fueron: Beato Tomas de Zumárraga, Pintor Ortiz de Urbina, Buztinzuri, Adriano VI, Pintor Jesús Apellániz, Pintor Tomás Alfaro, Pintor Vera Fajardo, Abendaño, Pintor Jimeno Lahidalga, Pintor Pablo Uranga, Pintor Carlos Sáez, Pintor Díaz de Olano, Pintor Adrián Aldecoa y Pintor Teodoro Dublang.

Esta empresa comenzó realizando los trabajos sin zanjas: levantando sólo una parte del suelo y trabajando desde ahí. Sin embargo durante un tiempo esos agujeros permanecieron abiertos.

Las vallas y materiales de obra han causado problemas de circulación y seguridad a los vecinos

Casi un año después, Amvisa adjudicó la obra a otra empresa para que finalizara el trabajo, del que quedaba un 40%. Las calles restantes en las que se ha actuado ahora han sido Beato Tomás de Zumárraga, Serafín Ajuria, Adriano VI, Avenida de Gasteiz, Pintor Gustavo de Maeztu, Pedro Asua y un tramo de México. El problema es que la nueva contrata sí ha realizado numerosas zanjas, abriendo todo el recorrido de las obras.

Las vallas y materiales de obra que se han utilizado a lo largo de toda la operación también han causado polémica. Las complicaciones y problemas de seguridad que han generado a los ciudadanos en el barrio y en la avenida Gasteiz han sido denunciados en más de una ocasión.