Un adulto y un bebé intoxicados por la mala combustión de un brasero

10 noviembre, 2014

Una persona adulta y un bebé tuvieron que ser trasladados ayer a un centro hospitalario para recibir asistencia por la intoxicación de monóxido de carbono que sufrieron al respirar el aire contaminado por un pequeño brasero de carbón colocado en la cocina de una vivienda en el Paso de la Zumaquera. Los bomberos recibieron un […]

Una persona adulta y un bebé tuvieron que ser trasladados ayer a un centro hospitalario para recibir asistencia por la intoxicación de monóxido de carbono que sufrieron al respirar el aire contaminado por un pequeño brasero de carbón colocado en la cocina de una vivienda en el Paso de la Zumaquera.

Los bomberos recibieron un aviso, en la madrugada del domingo, que requería su presencia para realizar mediciones en una vivienda donde se había producido una intoxicación por monóxido de carbono. Los resultados de las mediciones no dieron datos reseñables; se inspeccionó toda la vivienda y se llegó a la conclusión que, supuestamente, lo que había producido la falta de oxígeno y el exceso de CO fue la combustión de un pequeño brasero de carbón, que se encontraba en medio de la cocina.

Intervención en Sansomendi

Una fuerte fuga e inundación en el Centro Cívico de Sansomendi tuvo lugar en la madrugada del domingo, que hizo necesaria una intervención de los bomberos durante más de dos horas. El aviso se recibió en el parque a las 4.38 horas y después de conseguir las llaves de los locales y revisados todos los posibles lugares de procedencia de fuga, los bomberos detectaron que se encontraba en el taller número 5 de la la primera planta en un armario que tuvo que ser forzado para poder acceder a la fuga y cortar la llave de paso. La fuga causó cuantiosos daños en los talleres, lucoteca y demás locales que se encuentran justo debajo.

Fugas de agua

Otras dos fugas de agua hicieron necesarias sendas intervenciones de los bomberos en la Plazuela de los Goros y en la avenida de Gasteiz. El aviso de la primera de ellas se recibió a las 6.40 horas por el fuerte ruido que se apreciaba en la caldera del número 10 de la mencionada calle. Los bomberos comprobaron que el ruido provenía de una fuerte fuga en una de las tuberías de la caldera. Al no poder acceder a la sala de calderascortaron la acometida de agua y cuando llegó el administrador pudieron acceder al cuarto, apagar la caldera y seccionar la fuga.

La Cafetería Gala, en la Avenida de Gasteiz se vio afectada por una inundación que ´dio lugar a dos intervenciones de los bomberos, una el sábado y otra el domingo. En la primera comprobaron que, supuestamente, el agua podía venir de la oficina localizada en el primero derecha del número 55 de la avenida de Gasteiz y que se encontraba cerrada, por lo que se procedió a cerrar la llave de paso en el descansillo. Ayer domingo los responsables de la cafetería avisaron a los bomberos por que a través del falso techo del establecimiento, en una superficie de unos 5 m² caían algunas gotas, pero comprobaron que el agua que seguía cayendo era la residual existente en los falsos techos.