Advertisement
Advertisement

Un entomólogo vitoriano gana un premio por dos trampas para insectos

25 octubre, 2021

Las trampas creadas por Mikel González para tábanos y moscas de secreciones oculares son de bajo coste y permiten controlar esta población de insectos

El entomólogo vitoriano Mikel González ha ganado el Premio Nacional Félix Pérez y Pérez. Un premio con una dotación de 2.500 euros, y en el que reconoce el trabajo para atrapar insectos preocupantes para la salud pública y el bienestar animal. Estas capturas han permitido además conocer más sobre ambas especies.

Mikel González ha desarrollado trampas para tábanos y para la mosca de secreciones oculares. Para ello ha creado trampas que discriminan estos insectos del resto, y evitan que otros insectos necesarios para la biodiversidad puedan caer en la trama.

trampas mosca tabanos vitoria mikel gonzalez

Trampa para tábanos colocada en Álava

Las trampas utilizadas son baratas y fáciles de construir. Y se han probado en Izki, Legutiano, Armentia y Maeztu. Estas pruebas han recogido los insectos analizados. "La investigación es importante para la salud animal", recuerda el entomólogo, que realizó esta investigación sin apenas financiación pública.

"Los tábanos pican al ganado, y con las trampas se puede reducir la población de estos insectos. Así baja el estrés causado por sus picaduras", explica Gonzále. Las moscas de secreciones oculares son muy molestas para las personas, y su control en zonas donde hay gran población se ha demostrado eficaz. En este caso la prueba se desarrolló en Izki.

Trampas

Las trampas de la mosca están hechas con una botella que contiene una mezcla de vino y vinagre. Tiene unos agujeros de apenas 4 milímetros que evitan que entren otras especies de insectos. Las trampas para tábanos, sin embargo, son bastante más aparatosas, como se pueden ver en las imágenes. Se trata, en cualquier caso, se trampas muy asequibles y con eficacia probada para "reducir la población en un lugar dado".

trampa insectos vitoria

Mikel González desarrolló estas trampas cuando estaba en el paro. Y ahora sus resultados han tenido un premio, además de publicarse en revistas científicas de prestigio internacional. Actualmente Mikel trabaja con una beca de 6 meses en la Universitat de Illes Balears, donde investiga cómo los insectos afectan al ganado.

Para recibir el premio Mikel González se asoció a Daniel Bravo (UEx) y Sergio López (CSIC).