Un mal día para el Baskonia

12 diciembre, 2013

Un mal día en la oficina Laboral Kutxa cayó en Belgrado víctima de su pésima puesta en escena que le lastró el resto de los cuarenta minutos en un partido flojo en líneas generales. El equipo no salió preparado para el rival que se iba a encontrar. Un Baskonia desorientado encajó un 15-2 de inicio […]

Un mal día en la oficina

Laboral Kutxa cayó en Belgrado víctima de su pésima puesta en escena que le lastró el resto de los cuarenta minutos en un partido flojo en líneas generales.

El equipo no salió preparado para el rival que se iba a encontrar. Un Baskonia desorientado encajó un 15-2 de inicio con los locales muy acertados. Scariolo intentó frenar la sangría con un tiempo muerto y despertar a los suyos. Hodge con una buena acción individual y Hamilton al contrataque mostraron un amago de reacción con el Txapu de vuelta en la única noticia positiva de un flojísimo primer cuarto que terminó con un contundente 25-6. Los dos contendientes funcionaban a velocidades diferentes.

El comienzo del segundo cuarto fue algo más prometedor (no era difícil). El equipo igualó la intensidad de su rival y la distancia se estabilizó (32-13). Laboral Kutxa cerró su tablero y poco a poco fue maquillando el electrónico pero sin terminar de meterse en el partido con un Estrella Rojo muy cómodo con el devenir del partido. Scariolo recibió una técnica cuando el equipo había remado hasta el -13 (39-26) y al descanso el marcador volvió a ser contundente (45-26).

El paso por el vestuario vino como anillo al dedo para el equipo. Los jugadores salieron con otra cara y ambición. Hamilton y Hodge lideraron un ataque más incisivo, mientras que en defensa se dio un paso adelante para tapar las vías de agua. Sin embargo, con un 7-20 de parcial que puso en seis la diferencia (52-46) tras un dos más uno de Hodge, dos errores defensivos permitieron sendas canastas fáciles a los serbios que volvieron a los diez de renta gracias a la labor de su base Jenkins (56-46 y 61-51 al final del cuarto).

Baskonia volvió a la zona buscando buscar cosas nuevas en el tramo final pero el equipo volvió a parecerse más al del primer periodo y un 7-2 disparó la ventaja con un excelso Blazic como brazo ejecutor. Nuevamente Hodge, eléctrico en ataque, trataba de meter a los baskonistas en el partido pero el equipo echaba de menos algo más de otros hombres como de unos desaparecidos Pleiss o San Emeterio. Los últimos minutos no tuvieron mayor historia y el Estrella Roja terminó ganando por 81-65 con total merecimiento.

La derrota no tiene demasiadas connotaciones con el equipo ya clasificado. No obstante, tras unas semanas mostrando buen nivel, hoy el equipo se ha parecido más al de comienzo de temporada. Un mal día en la oficina.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad