Una empresa alavesa inventa el huevo frito congelado

9 junio, 2014

Cada día se sirven millones y millones de huevos fritos en los hoteles y restaurantes de todo el mundo. Todos estos huevos son frescos, ya que pese a los intentos que ha habido, la estructura del producto hacía imposible congelarlos, hasta ahora. La empresa vitoriana Food Style ha presentado hoy su proyecto de huevo frito […]

Huevo frito congelado
Cada día se sirven millones y millones de huevos fritos en los hoteles y restaurantes de todo el mundo. Todos estos huevos son frescos, ya que pese a los intentos que ha habido, la estructura del producto hacía imposible congelarlos, hasta ahora. La empresa vitoriana Food Style ha presentado hoy su proyecto de huevo frito congelado, un producto que ya ha comenzado a comercializarse y que cuenta con pedidos de 100.000 huevos al mes ya asegurados.

El producto, que está ultracongelado y se puede descongelar y calentar en cuatro minutos en un horno de vapor, está destinado principalmente a la hostelería y su objetivo inicial es producir 300.000 huevos fritos al mes, aunque aspira a superar el millón de huevos diarios. Javier Yzuel presentó el pasado 28 de marzo la patente de este producto ultracongelado, que permite conseguir una textura de huevo recién frito, con una yema no líquida pero sí cremosa.

Hasta ahora, pese a los diversos intentos, nadie había conseguido un producto que supere las exigencias de los clientes. Con este producto se busca que los hoteles y los locales de restauración puedan reducir los costes del producto y al mismo tiempo reducir el trabajo. Además queda totalmente garantizada la seguridad alimentaria, según ha certificado la empresa vitoriana Adesa, mediante un proceso de ultracongelado inmediatamente después de ser cocinado.

Huevo Frito CongeladoProducción en Larragana

Food Style ha iniciado ya su producción en el Polígono Industrial de Larragana y ha creado seis puestos de trabajo. De momento cuenta con contratos firmados para el suministro de 100.000 huevos fritos al mes. Pero además varios inversores han mostrado ya su interés por entrar en el capital de la empresa alavesa. Ello le permitiría ampliar la planta, hasta acabar produciendo más de un millón de unidades diarias.

Javier Yzuel ha asegurado que su objetivo es realizar las compras de huevos a proveedores de su entorno, lo que provocará un incremento y un impulso del sector avícola. "Todas las empresas que han colaborado son vascas y el 80% son alavesas", ha insistido Yzuel.

"La clara tiene un 98.5% de agua y la yema es proteína pura y, aunque en teoría no se puede cocinar, yo me empeñé en buscar la solución". El objetivo se ha conseguido tras numerosas investigaciones y muchos años buscando algo que parecía imposible: "Hay una montaña rusa de oscilaciones de temperaturas y, una vez que el huevo está descongelado, tiene una vida útil de 24 horas".

El huevo se descongela en un horno de vapor en apenas cuatro minutos y medio, y por ello está destinado a grandes establecimientos. También es posible descongelarlo en el microondas o durante cuatro horas en la nevera. Además todos los huevos fritos tienen la misma textura y son exactamente iguales, según ha confesado Yzuel.