Una noche en la berrea

19 septiembre, 2015

Salburua cuenta con 80 ciervos, de los cuales 10 son machos

Foto Mikel Arrazola

Desde hace 15 años, el Centro de Interpretación de los Humedales, Ataria organiza a principios de otoño salidas al humedal con el fin de que la gente pueda conocer de primera mano el fenómeno de la berrea o brama del ciervo. La berrea es el momento en el que el ciervo entra en celo y comienza su etapa de reproducción mediante la emisión de unos bramidos que generan los machos, con el fin de conseguir atraer a un mayor número de hembras o incluso de disuadir la presencia de otros machos.

Según explica el coordinador de Ataria, Gorka Belamendia, el periodo de lluvias es el que desencadena la entrada en celo de las hembras. Los machos generan una serie de hormonas internas y feromonas exteriores, lo que indica que están en la época de apareamiento. Entonces, hacen la llamada y empiezan a defender un harén, a defender territorio para que las hembras que se acerquen en ese momento delicado, puedan ser seguidas por el macho y montadas.

A veces los machos que están siguiendo a otras hembras se encuentran con otros machos en efervescencia y surgen los rituales de pelea sin llegar ser peligrosos. “La sangre no llega al río, tras chocar los cuernos, el más fornido, el que más empuja, el que más vigor y fuerza tiene, termina desplazando al otro y siendo el rey de la manada.”

El ciervo entró en Salburua hace 18 años cuando se generó una recuperación y restauración del humedal. En aquella época la gente acudía al monte Gorbea con el fin de oírlos e intentar verlos. Debido a que una presencia humana puede generar unas molestias o alteraciones en la reproducción de estos cérvidos a nivel silvestre, desde Ataria se animaron a llevar a cabo una actividad para conocer con mayor profundidad aspectos más relacionados con la biología del ciervo.

[ot-video][/ot-video]

Los ciervos de Salburua son ciervos centroeuropeos mientras que los del Gorbea son autóctonos de la península ibérica. El autóctono tiene un periodo de berrea adelantado al mes de septiembre, aproximadamente a partir del día 12, de mediados mes. El ciervo de Salburua es más tardío y empieza su celo los últimos días de septiembre, de tal manera que para finales de septiembre la berrea en el Gorbea se ha acabado, en Salburua se puede disfrutar hasta mediados del mes de octubre.

Por este motivo, la primera de las visitas para disfrutar de la berrea este año tendrá lugar el 25 de septiembre: sin embargo todas las plazas están agotadas. La segunda, para la que el periodo de inscripción se abre este jueves 17 de septiembre, será el 9 de octubre. Las visitas a la berrea duran 90 minutos, en ellas que se puede contemplar, escuchar ver y a ser posible disfrutar de las cópulas de los machos, de las peleas entre ellos.

Asimismo se ha organizado una actividad llamada “La noche de… la berrea” que incluye además de la visita al parque, un agradable cena en Ataria con coloquio incluido.

Actualmente en Arkaute hay 80 ejemplares de ciervo centroeuropeo, 70 hembras y 10 machos adultos .

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad