Uno de los árbitros del Buesa fue sancionado en febrero por la Liga Adriática

20 abril, 2013

Los tres árbitros tienen una experiencia de más de 10 años en competiciones europeas

Miles de alaveses han vuelto a tener hoy pesadillas con un griego, un turco y un serbio. Una pesadilla que se vivió ayer en un partido cuya crónica podría ir más bien en la sección de sucesos que en la de Baloncesto. Tres árbitros con dilatada experiencia en Euroleague realizaron ayer un arbitraje totalmente parcial en el Fernando Buesa Arena, perjudicando una y otra vez los intereses locales. El Baskonia, enorme ayer, no pudo con el CSKA y fue eliminado por culpa de diversas decisiones.

No se trata de errores puntuales de los árbitros, sino de extrañas coincidencias en el arbitraje, siempre perjudicando al Baskonia cuando éste acortaba diferencias. Y aunque los tres hombres tienen una dilatada experiencia en Europa, uno de ellos ha sido sancionado recientemente en la Liga Adriática por mal arbitraje.

El partido arrancó con tres personales muy discutibles contra el Baskonia. Tres decisiones iniciales que advirtieron del peligro que podría suponer el trío arbitral. Sin embargo, fue sólo un amago que no se reprodujo hasta el tercer cuarto. Desde entonces, una vez que el Baskonia dejó irse al CSKA, todo intento por recortar diferencias se veía coartado por parte de los árbitros. Sucesivas personales, faltas en ataque, campos atrás, pasos, violaciones de ocho segundos. Decisiones no pitadas y que condicionaron totalmente el resultado del Baskonia-CSKA.

Decisiones que llevaron a diversas técnicas por protestar (todas ellas para el Baskonia salvo una técnica doble) y a una antideportiva a Nocioni (su quinta personal), que colmó el vaso de la paciencia baskonista.

Especialmente sangrante fue esta antideportiva, pitada tras una clara acción teatral de Teodosic. Es más, el árbitro inicialmente sugirió a Teodosic que se reincorporara para, posteriormente, pitar la antideportiva. Una rectificación incomprensible para unos árbitros que llevan más de una década pitando en Europa.

Porque los tres hombres de naranja que estaban ayer en el Buesa llevan al menos doce años como árbitros internacionales. De hecho, el turko Recep Ankarali (internacional desde 1995) ya pitó al Baskonia en la Final Four frente al CSKA, cuando el equipo vitoriano logró vencer en su casa y plantarse en la primera final de la Final Four. Ankarali también pitó al Baskonia en la mítica final frente al Kinder de Bolonia.

Ankarali estuvo acompañado ayer por el Griego Christodoulou y por el serbio Milija Vojinovic, que este mismo año fue sancionado con tres partidos en la Liga Adriática. Vojinovic protagonizó hace apenas unas semanas un esperpéntico arbitraje en el Zadar-Siroki, como se puede ver en el vídeo adjunto.

La visión del arbitraje de ayer fue, sin embargo, completamente diferente para Messina. El técnico italiano, a pregunta de la periodista Olga Jiménez, respondió que, sin la presencia de “tres árbitros con carácter, nadie hubiera salido vivo de este partido. Hoy esto ha sido una corrida y no un partido de baloncesto”. Messina optó por estas declaraciones insultantes e impropias de un entrenador que siempre ha entrenado a equipos de primer nivel.

Sin embargo, toda la prensa nacional coincide hoy en señalar que el Baskonia se vio fuertemente perjudicado por un arbitraje que daña a la Euroliga y que vuelve a demostrar que esta competición sólo tiene interés por el dinero y los poderosos.

Ahora para el Baskonia es tiempo de pensar en la Liga ACB.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad