Urteim SL: una fundación, varias empresas y una herencia recibida

31 enero, 2018

Hala Bedi explica en un artículo quién es el empresario Juan Mari Uriarte

Juan María Uriarte Odriozola es un inversor que supera los 80 años y cuya empresa más mediática tiene su sede en General Álava. Es lo poco que se sabe del propietario de Urteim, una Sociedad Limitada que se ha hecho con numerosos inmuebles en las Calles Dato, San Prudencio y General Álava. El proyecto avanza con las obras de derribo de parte del garaje, mientras el empresario ha contactado ya con algunas cadenas.

La emisora Hala Bedi ha realizado una investigación, en donde repasa los nexos de Urteim con otras empresas del mismo empresario.

Parte del patrimonio de Juan Mari Uriarte y su hermano reside en la herencia empresarial bien aprovechada, que recibió de su padre (fallecido en 1988) a través, entre otras, de Construcciones Uriarte. Esta constructora fue, según recuerda Hala Bedi, quien levantó el Teatro Amaya, la antigua Plaza de Toros o la basílica de Aranzazu.

Según el registro mercantil Juan Mari Uriarte ha ocupado 41 cargos en 14 empresas diferentes. Actualmente tiene 8 cargos activos y 32 inactivos. Una de las empresas que gestiona es Urteim SL, pero también tiene relación con Terrain SDP, una empresa líder en fabricación y comercialización de tuberías de PVC y PB. En torno a Terrain (cuya sede está en Jundiz)  existen numerosas empresas satélite. Uriarte también ha tenido nexos con empresas en Londres o con el Restaurante La Broche en Miami (ya cerrado).

Juan Mari Uriarte tiene igualmente una fundación con su nombre, cuyos objetivos son "la realización de cualesquiera de las siguientes finalidades: 1) la realización de actividades benéfico-sociales, 2) dotar de recursos a la Iglesia Católica, 3) así como promover, realizar, apoyar, financiar, el estudio y la investigación médica y científica." La Fundación se creó en 2014.

Hala Bedi menciona también varias notificaciones de deudas e incluso embargos que han sufrido a lo largo de los años algunas empresas del grupo. En algunos casos se trata de denuncias que pueden considerarse menores. Terrain SDP también denunció a la Diputación por una deuda de 1,5 millones de euros que Hacienda le reclamaba en concepto de Impuesto de Sociedades.