Malos olores, ruido y contaminación: el hartazgo de los vecinos de Urrunaga

30 mayo, 2024

Los vecinos conviven a diario con el ruido, los malos olores y el polvo en suspensión

Malos olores, ruido y contaminación: esta es la denuncia que, desde hace meses, realizan los vecinos de Goiain y Urrunaga desde hace tiempo. Las empresas del Grupo Otua almacenan y gestionan residuos al aire libre, y este es el origen de esos problemas. Especialmente desde 2020, cuando su actividad aumentó de forma exponencial, denuncia el vecindario.

Gasteiz Hoy ha hablado con los afectados, y puedes verlo en este vídeo:

Reportaje publicado el 26 de febrero de 2023, y recuperado el 30 de mayo de 2024, tras el incendio producido en la empresa

Los vecinos llevan años quejándose de ruidos, humo, partículas en suspensión y plásticos tirados en las fincas agrícolas y en los alrededores. Las empresas están en el polígono industrial de Goiain. Pertenecen al Grupo Otua y gestionan y valorizan multitud de residuos, entre ellos:

  • VFUs (vehículos fuera de uso)
  • RAEEs (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos)
  • Aluminio
  • Cobre

Los montones de residuos sobrepasan los 10 metros de altura. Montones que se cuentan por decenas en la instalación.

Años denunciando

Los vecinos de Urrunaga llevan años denunciando esta problemática mediante denuncias individuales en la comisaría de la Ertzaintza. Y, desde hace un año, están agrupados en la plataforma ciudadana Herriak Bizirik. La plataforma ha recogido firma y se ha concentrado frente a las Juntas Generales, el Gobierno Vasco y la comisaría de la Ertzaintza.

Herriak Bizirik consiguió una mesa de negociación entre la administración y la empresa. Pero se les ha negado la participación en la misma.

Según los vecinos, en la mesa de negociación se prometieron una serie de medidas previstas para los meses de diciembre y enero, que no se han llegado a cumplir.

Contaminación y ruido

La empresa de reciclaje está rodeada de fincas agrícolas dedicadas al cereal y a pastizales. Estos pastos son sustento básico de las vacas de la cooperativa ganadera Bidegain, ubicada a decenas de metros de la empresa.

Los vecinos de Urrunaga y Goiain conviven a diario con el ruido, los malos olores y el polvo en suspensión. Estas partículas se depositan en sus casas. A ello se suman los residuos que acaban en las fincas de siembra y de alimento para el ganado.

El Ayuntamiento de Legutio ha realizado un estudio de la calidad del aire y los residuos, a petición de la Junta Administrativa de Urrunaga. También el Gobierno Vasco ha realizado un estudio, aunque los vecinos no tienen aún información al respecto.

Los vecinos y la plataforma Herriak Bizirik piden una solución temprana y una serie de medidas. Entre estas medidas están una estación de medición permanente, la posible encapsulación de las naves para evitar el ruido y poner los medios necesarios para evitar las emisiones contaminantes.