Advertisement
Advertisement

Urtaran no tiene rival político a 20 meses para las elecciones

1 octubre, 2021

Vitoria-Gasteiz se queda sin líderes claros en la oposición a 20 meses para las elecciones

Quedan menos de 20 meses para las elecciones municipales, poco más de año y medio. Vitoria-Gasteiz atraviesa el ecuador de la legislatura sin un líder visible en la oposición. Gorka Urtaran y Maider Etxebarria son los únicos supervivientes de las elecciones de 2019. Al otro lado de la mesa hay una oposición con ideas y críticas, pero sin un líder político claro con el que enfrentarse.

gorka urtaran etxebarria vitoria

Los abandonos de Leticia Comerón y Miren Larrion se unen al más temprano de Fernando López Castillo. La oposición de Vitoria-Gasteiz no tiene ahora mismo candidatos para enfrentar a Urtaran en los comicios de 2023: ni por la izquierda, ni por la derecha.

La marcha de Miren Larrion a comienzos de 2021 lanzó por los aires la estrategia de EH Bildu. La formación eligió a Félix González como portavoz de urgencia, pero desde entonces su mensaje ha quedado algo lastrado.

Leticia Comerón era la gran apuesta del PP, pero entró en la alcaldía en un momento crítico para su partido: Javier Maroto abandonó a sus fieles rumbo a Madrid (pasando por Segovia) y el partido estaba en sus peores momentos. Ahora Comerón ha pasado un segundo plano político: se va, pero no del todo. La candidata a la alcaldía de 2019 es ahora una concejala rasa en el grupo popular. La sustituta es Ainhoa Domaica, que ya asumió la portavocía temporal durante la baja por maternidad de Leticia Comerón.

En Elkarrekin el conflicto también se nota entre Equo y Podemos. De hecho, el portavoz de Elkarrekin es el único cargo público de Equo en Álava. Oscar Fernández mantiene la voz principal de una coalición que, si nada lo impide, se romperá para las municipales de 2023.

Ante esta situación el gobierno municipal respira con cierta tranquilidad. Las críticas a la gestión de PNV y PSE no tienen ahora mismo un altavoz concreto en la oposición. Desde el Gobierno ambos partidos gestionan y escuchan las críticas de la oposición. Pero en la calle no se detecta un líder visible al otro lado.

¿Debe esto preocupar a la oposición? En realidad Vitoria-Gasteiz ha tenido alcaldes que antes apenas habían sido líderes de la oposición. Así ocurrió con Alfonso Alonso y con Patxi Lazcoz. Y, en Vitoria-Gasteiz está demostrado que las siglas políticas dependen mucho a la hora de votar: los mejores resultados de PP o PSE siempre han coincidido con su mejor momento a nivel nacional, y viceversa.

Campaña permanente, sin candidato

Son meses, en cualquier caso, para fraguar una estrategia. El 'spin doctor' del PP vitoriano busca una 'Campaña Permanente', pero esta campaña permanente no tiene ahora mismo un líder visible. Ainhoa Domaica es de momento la candidata, pero ¿será la candidata? En el PP juegan al desgaste total con Gorka Urtaran en temas como el BEi, pero la formación no tiene ahora mismo un rostro conocido que recoja esos frutos.

ainhoa domaica leticia comeron

Aunque Rajoy decía que los vecinos elegían al alcalde, en realidad es Génova quien elige los candidatos municipales, y allí no son amigos de las prisas. En Vitoria-Gasteiz aún queda mucho para saber si Ainhoa Domaica será la candidata a las municipales de 2023 o si, por el contrario, optan por un nuevo 'Alfonso Alonso' elegido entre sus jóvenes, fuera de los concejales actuales. El ex alcalde Alfonso Alonso accedió al puesto en 1999 con solo 32 años, y el PP ha apostado en los últimos meses por dar fuerza a sus jóvenes, especialmente tras los últimos ataques sufridos en zonas de fiesta.

Una 'nueva Larrión'

Miren Larrión era la apuesta a largo plazo de EH Bildu para hacerse con Vitoria-Gasteiz, pero se quedó en el camino y urge una sustituta. El trabajo de dos legislaturas cayó por tierra, provocando un vacío similar al que sufrió el PP cuando Maroto marchó a Madrid con su 'Vitoria, por encima de todo'.

En EH Bildu el problema vuelve a estar en la 'no coalición'. La formación abertzale mantiene en su interior una cierta disputa entre distintas facciones. La más destacada es en la propia Eusko Alkartasuna, que quiere mantener su autonomía dentro de EH Bildu.

Sortu mantiene su fuerza tradicional, liderando en muchos casos a la propia EH Bildu. El reto de la coalición es conseguir una nueva Miren Larrión que vuelva a ilusionar a sus votantes. ¿Está la 'nueva Larrión' dentro del grupo político? En el grupo hay, desde luego, concejales con posibilidades para ello. Pero el aparato del partido tomará la decisión definitiva en los próximos meses.

Elk-arrekin

En Elkarrekin el problema es Más Madrid. La entrada de Equo en la coalición madrileña rompió la coalición vasca. Equo no está en Elkarrekin, salvo en el Ayuntamiento, y Juantxo López de Uralde ha echado más leña al fuego con la creación de Alianza Verde, un 'Equo dentro de Unidas Podemos'.

Yolanda Díaz parece apostar de nuevo por las confluencias, sin siglas políticas. Habrá que ver si esta estrategia vuelve también al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz o si, por el contrario, la izquierda no abertzale vuelve a partirse en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

¿Caballo de troya?

Ante esta situación surge una última pregunta: ¿podría Urtaran temer a Maider Etxebarria en las elecciones de 2023? La teniente de alcalde quedó segunda en las elecciones de 2019, pero fue un gran momento político del PSOE. Su fuerza, como la del PP, depende mucho de la situación de Pedro Sánchez.

Maider Etxebarria ha apostado por un papel secundario en el Gobierno, alejada de los posibles focos mediáticos que echen sobre ella las críticas. Su futuro, en cualquier caso, parece más ligado al gobierno de Sánchez que al de Gorka Urtaran.