Urtaran lanza un órdago y presenta una cuestión de confianza

31 enero, 2017

Si no hay un candidato alternativo con mayoría absoluta, los presupuestos se aprobarán automáticamente

El alcalde ha comparecido junto a los concejales de PSE y PNV

Urtaran lanza un órdago a grande, chica y par ante el rechazo de EH Bildu a sus cuentas. El alcalde ha anunciado hoy que presentará una cuestión de confianza, poniendo su cargo a disposición del Ayuntamiento, pero siempre vinculado a la aprobación de los presupuestos.

El alcalde toma esta decisión ante la prórroga presupuestaria: el presupuesto presentado en noviembre se aprobaría  automáticamente si Urtaran sigue en la alcaldía.

Una cuestión de confianza no es una dimisión: es como una moción de censura, presentada por el propio alcalde. Primero se somete a votación del pleno la confianza en el actual alcalde. Si la mayoría vota en contra de Urtaran, se abre un segundo proceso en el que un candidato alternativo debe tener mayoría absoluta (14 de los 27 concejales).

Sólo un pacto PP-EH Bildu dejaría a Urtaran sin la alcaldía

Esta cuestión de confianza sólo relevaría al alcalde si EH Bildu y PP consiguen un candidato alternativo a alcalde. De lo contrario Urtaran se vería reforzado y además los presupuestos presentados para 2017 se aprobarían definitivamente.

Esta cuestión de confianza ya la ha puesto en práctica Ada Colau. El alcalde se someterá a la confianza de los 27 concejales en un pleno extraordinario, que se celebrará previsiblemente este viernes. "Si algo ha impulsado esta iniciativa es que la ciudad no se pare", ha insistido Urtaran.

Urtaran insiste en buscar el diálogo con todas las formaciones

Es previsible que en un primer momento la mayoría de los concejales rechacen apoyarle, pero lo que es inviable es que exista un candidato alternativo con mayoría suficiente. Los partidos tienen un mes para poder elegir este candidato alternativo.

Tan sólo los 9 concejales de PP más los 6 de EH Bildu sumarían mayoría. Y eso es impensable. Por eso Urtaran se ha lanzado a dicho órdago, aunque el alcalde asegura que buscará el diálogo con todas las formaciones. Lo cierto es la imagen de aquel 13 de junio, en la que Larrión arropó a Urtaran a la alcaldía, queda hoy muy, muy lejos.

  • Reacciones

Lo que se aprobaría en los presupuestos sería "por ley" el proyecto de presupuestos presentado en noviembre, y no el acuerdo alcanzado con Irabazi y Podemos. Precisamente Irabazi ha considerado precisamente un "fracaso político" recurrir a la cuestión de confianza: "Este instrumento es el peor para recuperar la confianza y el espíritu de acuerdo que existía entre los diferentes grupos municipales", ha asegurado Oscar Fernández.

Podemos se ha mostrado más comprensivo con Urtaran y ha culpado de la cuestión de confianza a "la falta de altura de miras y la irresponsabilidad de partidos que, anclados en el individualismo de las viejas políticas, han antepuesto los intereses electoralistas y las ambiciones personales a la ciudadanía".

Leticia Comerón ha preferido darle la vuelta: lo que Urtaran ve como la única opción para salvar el presupuesto, para Comerón es "tirar la toalla a la menor dificultad". “No tiene ilusión ni ganas. Ni los vitorianos querían que fueran su alcalde, por eso no lo eligieron, ni él se siente capacitado para hacerlo”.

Peio López de Muniain ha acusado a EH Bildu de preferir alinearse con el PP que con la ciudad y ha asegurado que el PNV y PSE se han dejado la piel por un acuerdo que no ha sido posible. Ambas formaciones han señalado a EH Bildu.

  • Paralización de inversiones

"La prórroga presupuestaria paraliza las inversiones", ha insistido Urtaran para justificar la cuestión de confianza. El alcalde ha asegurado que la prórroga paraliza las inversiones y "los ciudadanos no quieren que se paralicen las inversiones". Urtaran ha agradecido a Irabazi y Podemos el acuerdo presupuestario alcanzado, que no ha sido suficiente ante la negativa de EH Bildu al acuerdo presupuestario.

Urtaran insiste en que la prórroga presupuestaria paralizaría la ciudad

"La ciudadanía nos nos elige para que perdamos el tiempo ni calentemos el sillón durante años", ha asegurado el alcalde. El alcalde ha recordado que el presupuesto de 2017 incorpora muchas inversiones que la ciudadanía reclama, sin embargo con la prórroga presupuestaria decaen. "Con la prórroga ha decaído el proyecto Emakumeen Etxea, las inversiones en los centros de mayores, el Plan de Convivencia y diversidad".

Urtaran ha enumerado uno a uno los principales proyectos que decaen con la prórroga presupuestaria.  Entre ellos están las reformas de los campos de fútbol, la ampliación del tranvía, el BRT, las reformas en calles... Además ha asegurado que también se recorta el Plan de Empleo, el plan para atender a personas mayores, así como reducciones a la rehabilitación de la vivienda o al proyecto de Coronación.

"La posibilidad de llevar a cabo modificaciones presupuestarias está condicionada enormemente porque no se pueden crear nuevas partidas, además venimos de un agujero económico".